8 malos hábitos de belleza que debes abandonar

Sigue nuestros consejos y acaba con esos malos hábitos que pueden arruinar tu imagen.

Sigue nuestros consejos y acaba con esos malos hábitos que pueden arruinar tu imagen.

 

1 - Aclarar el pelo con agua caliente

- El calor es agresivo con el cuero cabelludo y puede aumentar la producción de grasa. Además, abre las escamas de los cabellos que tienen menos brillo.

- Si no te gusta el agua fría, basta con acabar el aclarado con un chorro de agua fresca que alisará la fibra capilar cerrando las escamas.

 

2 - Tocar las espinillas

- Si lo haces, extenderás la infección y maltratarás la piel sin necesidad.

- Lo correcto es usar un tratamiento para que vayan desapareciendo. Mientras tanto, las puedes disimular con corrector de ojeras.

 

3 - Elegir tonos oscuros si tienes más de 40

- La base de maquillaje demasiado dorada marca mucho los rasgos; las sombras de párpados oscuras hacen que los ojos parezcan hundidos y los labios marrones afinan demasiado la boca.

- Utiliza una base de maquillaje ligera, un matiz de polvos transparentes, una sombra de ojos beige rosado y un labial claro y alegre; te aportarán el toque juvenil que necesitas.

4 - Depilar demasiado las cejas

- Obtendrás un arco fino nada favorecedor si te depilas mucho las cejas. Además, los pelos salen después en todas las direcciones.

- Debes respetar su forma natural y eliminar únicamente los pelillos que están bajo el arco de la ceja y entre los ojos. No depiles la parte superior porque hace los párpados más pequeños.

 

5 - Probar el maquillaje en la mano

- No debes hacerlo porque la parte superior de la mano es bastante más oscura que el rostro, y la palma, mucho más clara.

- No dudes en aplicar directamente el producto sobre el rostro, a la altura del maxilar; así evitarás la demarcación a la altura del cuello. Prueba una pequeña cantidad y comprueba con luz natural.

 

6 - Dejar la cara mojada después de desmaquillarse

- El agua que se queda sobre el rostro, atrae a la que se encuentra en el interior de la epidermis, deshidratándose ésta última rápidamente.

- Después de desmaquillarte con agua, seca muy bien el rostro sin frotar.

7 - Aplicarse el antiojeras sólo bajo los ojos

- Normalmente se tienen ojeras bajo el párpado inferior, pero también se localizan en el ángulo interno, contra la nariz, lo que acentúa el mal aspecto y el rostro cansado.

- Aplica antiojeras en pequeñas dosis comenzando por el ángulo interno y extiende con la yema de los dedos.

 

8 - Pintarse con luz intensa

- Si lo haces matizarás mucho los colores y acabarás aplicando demasiado maquillaje.

- Si es posible, maquíllate a la luz del día, junto a una ventana o en la terraza.

Continúa leyendo