Vídeo de la semana

8 trucos de salud y belleza para tiempos de crisis

Hay muchos remedios que puedes hacer en casa para mejorar tu salud y ganar en belleza que no te cuestan nada. Son hábitos saludables, sencillos, caseros...

Hay muchos remedios que puedes hacer en casa para mejorar tu salud y ganar en belleza que no te cuestan nada. Son hábitos saludables, sencillos, caseros, que te ayudarán a mantenerte en forma. ¡Ponlos en práctica! Son fáciles y baratos. 


1. Tómate un vaso de agua caliente en ayunas. Eso te ayuda a limpiar el organismo después de toda la noche y, si además le añades un chorro de limón, mejor, porque este cítrico es depurativo y digestivo. Además esta combinación es diurética. Hazlo com una rutina y notarás sus beneficios.


2. Exfoliante de manos casero. ¿Quién ha dicho que los trucos de nuestras madres no son útiles? Prueba este truco: pon un poco de azúcar en la palma de la mano y echa un chorrito de aceite de oliva (puede ser también de almendras). Frota bien las manos, a conciencia, los dedos, el dorso, la palma, y luego lávatelas con jabón para quitar la sensación aceitosa. Verás como quedan muy suaves.


3. Hidratante natural para el cuerpo. Compra en herbolarios aceite de almendras. Añádele aceite de rosa mosqueta, unas cuantas gotas. El aceite de almendras es muy hidratante y la rosa mosqueta está indicada para manchas en la piel. Verás como la piel de todo el cuerpo, especialmente la que está expuesta al sol, gana en suavidad y tersura.


4. Enjuague para el cabello de manzanilla. Si tienes el pelo claro cuando te laves el pelo prueba a hacer el último aclarado con una infusión de manzanilla. Esto hará que tu pelo quede más suave y realzará tu color.

5. Saquito de hierbas para los dolores. Ahora los venden en muchos sitos ya hechos pero puedes hacerlo tú misma. Rellena un rectángulo de tela con semillas: pueden ser de linaza, trigo, lavanda, lino… Cuando los calientas en el microondas conservan el calor y están especialmente indicados para dolores musculares o dolores de la menstruación. También pueden meterse en el congelador si lo recomendable es aplicar frío en la zona a tratar. Se acoplan perfectamente a cualquier parte del cuerpo. Si los haces de tela y luego les pones una funda podrás lavar la funda de vez en cuando, ya que los sacos con una sola tela no se pueden meter en la lavadora porque las semillas se pudren.

 
6. Un remedio para aliviar el resfriado. Calienta leche en un cazo y, sin dejar que hierba, vierte una cucharada de mantequilla y pimienta negra molida. También puedes añadir a la leche, en vez de estos ingredientes, media cucharada de jengibre molido y una cucharada de miel.


7. Descongestionar los ojos. Hay muchos trucos caseros para hacerlo, pero nosotras te recomendamos estos: aunque lo hayas oído mil veces las rodajas de pepino en los ojos funcionan. El pepino tiene propiedades descongestionantes y refrescantes y calma la piel del contorno de ojos. Es mejor que utilices un pepino fresco recién sacado de la nevera. Las rodajas de patata también son muy efectivas. Otro método rápido y eficaz es aplicar dos discos de algodón empapados en leche fría y dejar actuar 15 minutos.


8.  Abrir los poros antes de aplicar una mascarilla. Pon a hervir agua en una cacerola grande. Añade menta, eucalipto o romero y retírala del fuego después de unos minutos.  Con la piel muy limpia, bien desmaquillada, sitúa la cabeza sobre la cacerola y cúbrete con una toalla. Aguanta con la cabeza tapada y deja que el vapor abra tus poros. Intenta estar así unos 15 minutos. Enjuaga la piel con agua fresca y ahora es el momento de aplicar la mascarilla. Después es muy importante que te des un tónico e hidrates muy bien la piel. 

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo