Adiós a la flacidez

 

La piel pierde sus contornos y se marcan especialmente los surcos nasogenianos. A partir de los 40, la pérdida de firmeza se convierte en el enemigo a batir.

 

La flacidez es uno de los primeros síntomas del paso del tiempo. A partir de los 35 años, no hay retorno en el proceso de relajación de los tejidos, que surge a consecuencia de una ralentizacion en el proceso de formación de fibras de colágeno y elastina -responsables de la firmeza de la piel- . Más tarde, con la llegada de la menopausia, surge un problema añadido, el afinamiento de la piel. El rostro comienza a perder los contornos y se desdibuja la expresión.

La flacidez se produce por una reducción en la producción de fibras de colágeno y elastina y se trata de un proceso fisiológico propio del paso del tiempo. La radiofrecuencia y los tratamientos con luz pulsada son  las técnicas  estéticas mas eficaces para combatirla.


FIRMES A LOS 50
Es difícil, pero no imposible. Continuamente vemos mujeres que han conseguido desafiar a la ley de la gravedad sin recurrir al socorrido lifting o a retoques estéticos que borran cualquier rastro de naturalidad. La cosmetica de efecto lifting es capaz de redibujar los contornos del rostro y activar la formación de colágeno y elastina manteniendo a raya el relajamiento de los tejidos.

Moléculas que marcan la diferencia
Rhamnose, al 5%, No es de ?extrañar que esta molécula haya ?ido a parar a la formulación de LiftActiv de Vichy, especialista en luchar contra las arrugas y la pérdida de firmeza. Los resultados hablan de una disminución de las ?arrugas de la frente, las patas de gallo, los párpados y el cuello. Se ha podido constatar -mediante evaluación instrumental- un aumento de la firmeza del 44%, y en líneas generales, la piel se muestra más lisa, suave, joven y radiante.

Continúa leyendo