Agua micelar, un básico de belleza

No le des más vueltas y hazte ya con el producto básico de belleza.

Tanto si estás maquillada o no, es aconsejable usarlo por las noches cuando llegamos a casa y antes de irnos a la cama. Utilízala también por las mañanas para quitar la grasa e impurezas que genera nuestra piel por la noche al regenerarse. Después aplica tu crema hidratante y ¡listo! El agua micelar es apta para todo tipo de pieles, incluidas las más sensibles, es el producto perfecto de belleza ya que nos ahorra espacio en el baño y hace de limpiador, tónico y desmaquillante de rostro, ojos y labios. ¡Más cómodo, imposible!

Limpia, hidrata, tonifica… Se acabaron las excusas de las más vagas. Con un simple disco de algodón y quitando la suciedad o maquillaje a toquecitos, conseguirás la piel perfecta. Además, no deja la piel pegajosa así que no es necesario aclararlo. El agua micelar limpia la piel mediante un agua formulada a base de micelas, un conjunto de moléculas capaces de atraer la suciedad y sebo facial, para aislarlos y así favorecer su eliminación. Y lo mejor es que lo hace de una manera no agresiva para el cutis.

 

¿Es igual que el tónico desmaquillante? La respuesta es no. Aunque ambos productos se utilizan para desmaquillar el rostro, el agua micelar es menos agresiva y más hidratante. No irrita, no escuece y limpia la piel en profundidad. No deja la piel seca ni pegajosa y no es necesario recurrir a otros productos después, ya que también hidrata y calma la piel.

 

Anímate y hazte con el producto milagro que te quitará más de un quebradero de cabeza al llegar cansada a casa, al tener que hacer la maleta, cuando no tengas tiempo... Además, su precio es muy asequible ya que suelen rondar los ¡10€!

También te puede interesar:

Continúa leyendo