Vídeo de la semana

Aprende a cuidarte según tu edad

No nos podemos cuidar lo mismo cuando somos jóvenes que cuando estamos en plena madurez. Aprende a cuidarte según tu edad; te damos las claves para conseguirlo.

No nos podemos cuidar lo mismo cuando somos jóvenes que cuando estamos en plena madurez. Aprende a cuidarte según tu edad; te damos las claves para conseguirlo.

 

A los 30, comienza bien

Has llegado a la mejor etapa de tu vida, pero a partir de ahora las cosas serán diferentes, ya que casi no has tenido que hacer nada para mantenerte estupenda. Es el momento de cuidarse.
- Las ojeras se marcan más a los 30 años. Aplícate un contorno de ojos por la mañana y por la noche y usa siempre el antiojeras junto con un corrector que aporte luminosidad.
- Cuida tus cejas. Aportan fuerza a la mirada y a todo el rostro; hay que definirlas y llevarlas bien depiladas. Intenta que estén perfectas.
- Para mantener la piel en buenas condiciones, además de una buena hidratante, será necesario tomar vitamina B. La encontrarás en los lácteos y los cereales. Estos alimentos, además, te aportarán el calcio que te hace falta.

A los 40, hidrata más

 

Es necesario hidratar la piel todos los días, sobre todo la cara. Puedes optar por una crema nutritiva de noche que contenga vitaminas o esté enriquecida con productos naturales, ya que este tipo de cremas previenen mucho mejor el envejecimiento, gracias a su efecto tensor.


- A partir de los 40 años el sérum es un producto muy eficaz, ya que tiene ingredientes reparadores y reafirmantes.

- El maquillaje puede añadir años, sobre todo si nos pasamos en su aplicación, ya que se marcarán mucho más las líneas faciales, algo que ya no conviene.

A los 50, ataca las arrugas

 

A partir de esta edad es cuando muchas mujeres ven reflejados en su piel los efectos de la disminución de la actividad hormonal.

 

- Pon especial atención a las manos. A estas edades el envejecimiento comienza a aparecer en ellas, por ello es fundamental cuidarlas más que nunca. Una mascarilla casera que suele funcionar bastante bien es la realizada con la mezcla de un yogur natural, unas gotas de limón, mantequilla y miel.

 

- Es muy importante poner atención a la base de maquillaje que estás usando, ya que con ella puedes disimular bastante bien las arrugas. Compra una de las últimas que han salido al mercado, aquellas cuyas fórmulas contienen ingredientes tensores.

Continúa leyendo