Belleza Láser. Todas las Respuestas con Expertos.

Has oído hablar del láser, incluso es posible que te hayas depilado con él, pero ¿de verdad sabes cómo funciona este dispositivo, dónde dirigirte o qué cuidados son imprescindibles tras una sesión? ¿Sabías que el láser es una poderosa arma de tratamiento que, en ocasiones, se utiliza como bisturí cosmético? Resuelve tus dudas con los mejores expertos y descubre las nuevas aplicaciones. No dejes de leer, porque aclaramos todas tus inquietudes y te invitamos a conocer nuevos y revolucionarios usos.

¿Qué es? “Es un equipo que emite luz (monocromática y de una sola longitud de onda). Ésta ‘viaja’ a través de la piel y alcanza su objetivo para tratar un problema (pigmentación excesiva, nódulos de grasa...) de forma precisa y sin dañar otras zonas. Su uso siempre debe ser prescrito por un médico y necesita de un diagnóstico dermatológico previo, para determinar las mejores pautas en cada caso y así evitar lesiones. No hay un láser que sirva para todo y lo adecuado es acudir a un centro con una amplia plataforma dirigida por profesionales de dilatada formación”, explica Agustín Viera, dermatólogo miembro de la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología) y director médico de la Clínica Ivalia Dermis.

12 DISPAROS A LA CARTA: Miniguía para saber qué láser necesitas.
-1. Redefinir la silueta con el lipoláser. Bajo el nombre de lipoláser, se esconde una técnica capaz de acabar con cualquier acúmulo graso de brazos, abdomen, cartucheras, rodillas, gemelos y tobillos.
¿Cómo actúa? Este sistema rompe las células grasas y las licúa para facilitar su extracción. La piel se retrae, con lo que se evita la temida flacidez, tan característica de una ‘lipo’ tradicional. La intervención es ambulatoria y se hace con anestesia local.
Dónde: Iderma y Centro Dermatológico Estético. Desde 2.000 €.

-2. Adiós a la papada gracias al contorneado facial. Se realiza con una cánula asistida por láser diodo, que elimina la grasa sobrante del tercio inferior del rostro y el cuello. Se hace en consulta, con anestesia local, y los resultados se perciben en 7 días.
Dónde: Clínica Elena Jiménez y Clínica Ordás. Desde 1.900 €.

-3. Fuera patas de gallo y código de barras con Skintronics. Es el primer láser de diodo estético especialmente diseñado para tratar las arrugas perioculares y peribucales.
¿Su secreto? Los microrrayos que penetran en la piel y tratan los signos de envejecimiento, estimulando el colágeno y la elastina.
Dónde: Carmen Navarro. La sesión cuesta 100 €  y se precisan al menos ocho.

-4. El resurfacing o rejuvenecimiento facial. Se lleva a cabo con el láser de CO2 fraccional. Éste, en lugar de provocar una quemadura total, selecciona el área que se desea tratar, lo que implica una recuperación mucho más rápida.
Dónde: en Hedonai, en Clínica Dermatológica Ivalia Dermis y en Ribé Clinic. A partir de 400 €.

-5. ¡Por fin sin estrías! Es uno de los problemas estéticos que más nos preocupan a las mujeres y hasta este momento los láseres existentes se quedaban cortos. Pero el Erbio 1540, para la plataforma ICON, consigue activar la renovación de las capas superficiales de la piel, suaviza el color y textura de la estría y favorece la regeneración del tejido. También se puede usar para tratar cicatrices.
Dónde: Isep Clinic Mallorca. Desde 400 €.

-6. Quítate esas ojeras marrones. Son de carácter hereditario y se pronuncian más por un exceso de sol. Lo bueno es que esta capa de piel pigmentada puede ser eliminada en una sola sesión con el láser ablativo CO2 y que, aunque la zona se descama, se recupera en tiempo récord (48 horas).
Dónde: Instituto Médico Láser. La sesión de 60 minutos vale 900 €.

-7. Ni un solo pelo. El Vectus (superdiodo) ha sido bautizado por los expertos como el mejor. Y es que es capaz de eliminar en una sesión hasta el 50 % del vello en la zona tratada. Tiene unas características especiales que lo hacen más eficaz (el tamaño del disparo es cinco veces superior al diodo normal) y menos molesto, porque se calienta de forma homogénea y no se sienten picores.
Dónde: IML. El precio varía según la zona a tratar.

-8. Elimina el sudor excesivo. Se introduce una sonda láser por la axila, que elimina la mayoría de las glándulas sudoríparas. Se realiza con anestesia local y hay que llevar un vendaje compresivo durante 10 días.
Dónde: en Giro Klinic y en Clínica Ana Jiménez. Desde 2.000 €.

-9. Rinoláser para retocar la nariz. Este sistema no cambia la estructura de la nariz (no toca el hueso); tan sólo corrige algunos problemas derivados del paso del tiempo, como la punta caída o engrosada.
Dónde: IML. Cuesta 3.600 €.

-10. Sin flacidez con el láser lifting. Es una técnica indicada para personas que presentan signos moderados de descolgamiento a nivel del cuello y las mejillas. Se realiza en dos fases. En la primera se introduce una sonda que calienta la dermis, estimulando la producción de colágeno, y en la segunda se refuerza el protocolo con sesiones de radiofrecuencia y/o láser externo.
Dónde: Dr. Xavier Santos Heredero. Vale 2.100 €.

-11. Blefaroplastia, ojos a salvo. Si has detectado que tienes bolsas o demasiada piel en los párpados, es momentos de acudir a la blefaroplastia. ¿En qué consiste? El láser CO2-Active FX y Píxel CO2- actúa como un bisturí, en el centro del párpado superior y por dentro del inferior, para retirar el exceso de piel y grasa. La zona se recupera en una semana.
Dónde: en la Clínica Ordás y en el Instituto de Dermatología Avanzada. Desde 3.000 €.

-12. Un pecho perfecto. En este caso, se usa el láser  combinado con la técnica del Lipofilling (relleno con grasa autóloga) para aumentar y reconstruir las mamas. Tras una pasada con el láser para retraer la piel y provocar la fotobioestimulación del tejido, se infiltra grasa propia, que se ha obtenido en una liposucción previa en abdomen y caderas.
Dónde: IML. 7.000 €.

NUESTRO CUADRO DE EXPERTOS:
-Dra. Aurora Rodríguez, Directora Médica de Hedonai España.
¿Tengo que cuidarme de un modo especial?
"Hay que proteger la piel, darle mimos e hidratación sin reparos. Es fundamental no tomar baños de sol en los días anteriores al tratamiento y tampoco después de éste. No recurras a los autobronceadores y, antes de salir de casa, protégete siempre con un filtro solar. Mientras se hace un tratamiento con luz, es muy importante mantener una correcta hidratación. Aplícate una crema nutritiva que no contenga activos agresivos. El profesional que realiza el tratamiento nos aconsejará sobre los cuidados pre y posláser. Previamente, se puede necesitar un peeling, algún despigmentante... Y después, alguna crema cicatrizante y calmante".

-Dra. Josefina Royo, subdirectora de Instituto Médico Láser.
¿Tardaré en recuperarme?
“Gracias a los avances tecnológicos”, explica la doctora Josefina Royo, de IML, “los dispositivos láser son cada vez menos invasivos y más refinados y efectivos (se acorta el tiempo de recuperación). De hecho, en los últimos meses han llegado al mercado tres revolucionarios láseres”: Picosure. Se usa para borrar tatuajes: es el primero de pulsos ultracortos que elimina todos los colores de tinta del tattoo, y en menos sesiones. Mona Lisa Touch. Destaca su ultranovedoso diseño. El disparador se ha adaptado para encajar a la perfección en la vagina y los disparos se realizan de forma homogénea.  Con él se trata todo tipo de problemas ginecoestéticos. Cool Touch 1320. Elimina varices severas sin necesidad de que el paciente pase por el quirófano. Se hace con un láser endovenoso, en única sesión, no deja ninguna secuela y las recaídas son mínimas".

-Doctor José Manuel Miralles, de Isep Clinic Mallorca.
¿Cuál elijo?
“No es una elección personal. Hay que ponerse en manos de un especialista en Dermatología. Éste te orientará, tras una evaluación. Ten en cuenta que la solución a tu problema puede ser aportada por un solo equipo o la combinación de varios”.
¿Luz pulsada y láser son lo mismo? “No, aunque ambas son fuentes de luz que se utilizan en tratamientos, pero la luz pulsada (IPL) es multicromática y menos precisa y se emplea para unificar el tono, mejorar las dilataciones vasculares y eliminar el vello fino”.

-Dra. Adriana Ribé, dermopatóloga y  directora de Ribe Clinic.
¿Es la mejor herramienta?
“Sin duda, es uno de los instrumentos terapéuticos más utilizados por los médicos dermoestéticos y cirujanos, ya que permite actuar en la lesión (manchas pigmentarias, cicatrices, piel envejecida, grasa...) sin dañar ni producir ningún efecto secundario en el tejido circundante. En la mayoría de casos, sólo es necesaria una sesión. Es prácticamente indoloro y tiene una mínima o nula recuperación. Además, no verás una sola aguja ni tendrás que pasar por el quirófano. ¿Los resultados? Increíbles, porque no deja ninguna marca”.

-Dr. Agustín Viera, Clínica Dermatológica Ivalia Dermis.
¿Hay uno para cada situación?
“Sí, un equipo elimina acúmulos de melanina responsables de las manchas solares, otro destruye células madre que intervienen en la formación del pelo...
Es decir, no se puede hablar de un ‘todo en uno’. Cada láser cumple una misión y tiene unas características técnicas determinadas. Su longitud de onda está diseñada para tener afinidad con un componente de la piel (melanina, agua, hemoglobina, grasa...) y también es diferente la intensidad de la energía emitida y el tiempo y el tamaño del disparo”.

Continúa leyendo