¿Bótox en el pelo?

Te explicamos cómo esta sustancia también sirve para mejorar el aspecto de tu cabello, a pesar de que muchos dudan de su eficacia.

Sí, has leído bien. Este tratamiento devuelve la fuerza al cabello. Pero tranquila, no hay molestas inyecciones ni química. Aún así muchos desconfían de su eficacia.

 

¿Qué es?

 

Las apariencias engañan. Se camufla bajo el nombre comercial de bótox, aunque en realidad es un cóctel compuesto por diferentes vitaminas, aminoácidos, proteínas, ácido hialurónico y colágeno que regenera y frena los efectos del paso del tiempo.

 

Sin embargo, llevar la etiqueta bótox le ha venido de perlas a este tratamiento. La fama de la famosa toxina botulínica como milagro antiaging facial ha sido aprovechada por los expertos en cuidados capilares para subirse al carro y vender un tratamiento que promete unos efectos superiores a la queratina.

 

¿Qué efectos consigue?

 

El ‘antiarrugas’ del cabello. Los tintes, las mechas, la contaminación, la radiación solar y el uso continuo de las planchas estropean el pelo y le ponen años.

 

El remedio

Esta fórmula natural refuerza la fibra debilitada y quebradiza, aporta una hidratación profunda, nutre, da brillo... Pero ¡cuidado! No lo confundas con un tratamiento alisador (con frecuencia se compara con la queratina). Es verdad que reduce el encrespamiento, pero también aumenta el cuerpo, la densidad y el volumen. ¿Tienes el pelo rizado?: marcará el rizo; ¿lo tienes liso y fino?: conseguirás volumen. Es un rellenador que no modifica ni la estructura ni la forma del pelo, lo refuerza. ¿Su principal objetivo? Rejuvenecer la melena. Una auténtica pócima antiedad.

 

¿Cómo se hace?

 

Sin agujas. Si queremos probarlo, tendremos que ir a alguno de los salones que han incorporado este tratamiento a su carta. Pero esta vez nos olvidamos de las infiltraciones.

 

Allí podrás comprobar cómo los profesionales mezclan la ampolla de bótox con un poco de agua. A continuación, remueven hasta conseguir una textura homogénea y aplican por todo el cabello, masajeando ligeramente mechón a mechón. Este proceso suele hacerse sobre el pelo húmedo, para mejorar la absorción y la acción de los ingredientes. Después, aplican calor seco durante unos treinta minutos y enjuagan sin tratar de eliminar el producto por completo. Al final se seca el cabello y se puede peinar siguiendo el procedimiento habitual.

 

¿Cuánto dura?

 

Nada es para siempre. La opción capilar también es limitada. Los efectos se mantienen dos o tres meses, dependiendo del cabello.

 

¿Con una sesión vale?

, si solo quieres sanear, pero si la fibra está muy estropeada es mejor hacer varias sesiones (dejando 15 días entre ellas). Si no estás segura, acude a un centro especializado y pregunta a los expertos. Ellos te indicarán el mejor protocolo para poner a salvo y revitalizar la melena.

 

¿Cuánto cuesta?

 

Apto para todos los bolsillos. ¿Quieres resultados? Acude a un salón de belleza y pide consejo a tu estilista de cabecera. A veces compensa pagar un poco más y que el tratamiento se realice con componentes de calidad. ¿Precio? Oscila entre 40 y 50 €. ¿Dónde? En los salones Black&White, en el centro de estética avanzada Mi Momento o en algunas de las peluquerías de la cadena Marco Aldany.

 

"No es tan efectivo como parece"

 

"Prefiero las infiltraciones en el cuero cabelludo que no ‘curan la hebra’, sino que trabajan sobre el folículo para que el cabello nazca sano, con fuerza y brillo, como son la carboxiterapia capilar o la mesoterapia con vitaminas”, explica Elena Navarrete, médico estético de Eternal Beauty Clinic.

 

Por otro lado, la estilista y experta en peluquería Mireya López, de Andressa Santana, señala que “el bótox capilar no es tan efectivo como parece. Me gustan más otras alternativas nuevas que han salido, como la reposición de masa, que combina diversos ingredientes antiedad y regenera el pelo de fuera hacia dentro”.

 

Bótox vs queratina

 

Cuestión de precio

Mientras que un tratamiento de queratina ronda los 80 €, el bótox se ofrece por 40 €.

 

Opción natural

Al contrario que la queratina, el bótox se compone de ingredientes naturales y es menos agresivo para el pelo.

 

Post-tratamiento

La queratina requiere cuidados posteriores a su aplicación; el bótox, en cambio, permite lavar con cualquier champú cuantas veces queramos.

Continúa leyendo