Claves para combatir el estrés

Jornada interminable, reuniones de última hora, informes para ayer. Discusiones, conflictos, rutina non stop. Tu chico parece distante, pelea, te duele la cabeza. Apatía. No tienes tiempo de descanso y, aún así, tu día necesita al menos 4 horas más para sacar adelante todo lo que te propones. Agobio. Todo empieza a torcerse, las cosas salen del revés y no tienes fuerza para dar un giro a la situación. Nunca sopla el viento a tu favor. ¿Qué esta pasando? Date un respiro, estás dejando sitio al estrés y está tomando las riendas de tu vida.

Se sentó junto a mí para que la maquillara. Me comentó que tenía muy poco tiempo... la tranquilicé diciéndole que en 30 minutos estaría lista (normalmente tardo una hora). Me dijo que me daba sólo 15. Entonces le seguí el juego de “aquí mando yo” y le contesté:

 

-Ni de coña darling, 25 y los labios los pintamos un minuto antes del show. Me sonrió y empezamos una de esas conversaciones tontas, profundas o banales, pero siempre confidenciales que surgen entre maquillador y modelo. Y me enamoré de su estilo de maquillaje: piel fresca con una gota de maquillaje ligeramente bronceado; cejas naturales y peinadas; millones de capas de máscara tanto en las pestañas superiores e inferiores y un labial líquido en rojo vinilo en el centro del labio y difuminado con el dedo para dar un acabado “labio manchado”. En definitiva, un efecto muñeca rockera que consigue ser simple y cool, y que me tiene loco.

Continúa leyendo