Claves para tratar el contorno de ojos

El contorno de ojos es una de las zonas en las que antes aparecen las arrugas y en mayor medida. Aquí tienes los trucos para tratar esta zona tan delicada.

El contorno de ojos es una de las zonas más problemáticas si hablamos de arruguitas, por eso, cuando aparecen, nos entran las prisas por plantarles cara.

Es una zona muy sensible ya que la piel en esta parte del rostro es mucho más fina que la del resto del cuerpo y sus glándulas sebáceas, fibras de colágeno y elastina son mucho más limitadas. Además, con el paso del tiempo, la microcirculación sanguínea y linfática en esta zona se ve ralentizada, y por eso mismo, el cansancio y los factores externos se reflejan mucho antes. Usar un buen contorno de ojos es clave para tener la zona perfecta. ¿Sabes cuándo empezar a usar este producto? Aquí te dan las claves.

Los expertos de Tu Piel y Tú saben lo importante que es cuidar esta zona y te cuentan cómo hacerlo:

Protege

Es necesario proteger a conciencia el contorno de ojos. Al ser su piel más delicada y frágil, lo ideal sería utilizar cremas protectoras del sol específicas para esa zona. De esta forma evitarás que el sol y otros agentes externos te afecten y aceleren el envejecimiento de la piel.

Hidrata

La hidratación es clave. Cuanto más deshidratada esté la piel en esta zona, más frágil será y más se notará el paso del tiempo. La hidratación es tan importante por dentro como por fuera. Es necesario beber agua, por lo menos 2 litros al día e hidratar la zona utilizando el producto para contorno de ojos adecuado a tus necesidades. Intenta no echar tu crema hidratante en esta parte del rostro, ya que pueden aparecer bolsas por sobre hidratación.

Descansa en condiciones

La realidad es que dormir bien es fundamental. Es un clásico en los trucos de belleza y salud, y no es para menos. Descansar te ayudará a descongestionar esa zona, tus ojos estarán más descansados y evitarás las bolsas por retención de líquidos y cansancio.

Aplica bien tus cosméticos

Es conveniente aplicar el contorno de ojos de dentro hacia afuera con pequeños toquecitos en el párpado inferior, sobre la zona de la ojera. ¡Notarás los resultados!