Cómo aplicar bien el colorete

Cómo aplicar bien el colorete es una de las dudas más frecuentes en maquillaje.

Cómo aplicar bien el colorete es una de las dudas más frecuentes en maquillaje. O nos pasamos o nos quedamos cortas.

 

Lo aplicamos demasiado arriba o demasiado abajo, no elegimos el color adecuado... Sigue esta guía para salir de dudas.

 

1. Dónde aplicarlo

 

La utilidad del colorete no es siluetear el rostro ni contornearlo. Para eso están los polvos. La función del blush es dar color y dimensión a las mejillas. Cuando dudes del lugar correcto para aplicarlo, sigue esta máxima de los maquilladores: Sonríe y aplica el color donde se te marque el moflete.

 

2. Cómo

 

El modo de aplicación también depende de la forma de tu rostro:

 

- Si tienes una cara redonda, aplica el colorete en la parte inferior de los pómulos, en dirección a las comisuras de los labios (y utiliza los polvos en un tono más oscuro en las sienes y en dirección diagonal desde el extremo externo de los pómulos, tirando hacia abajo).

- Si tu cara es alargada, simplemente quédate en los pómulos.

- Si es ovalada, extiende el colorete en el moflete -puedes pasarte un poquito más que otras con la cantidad-, y sombrea el mentón y las sienes con un fondo de maquillaje más oscuro.

3. Colores

Si tu piel es muy blanca, elige coloretes en la gama de los rosas, corales y melocotón. Si tu tono tiende a rosa, opta mejor por un blush en rojo oscuro e incluso burdeos.

 

Si tu color natural de piel es más oscuro, tiende a oliva o ceniza, decántate por colorete en beige, caramelo o melocotón. Las pieles oscuras pueden atreverse con tonos más intensos.

 

4. Duración

Un pequeño truco para que el colorete dure un poco más es aplicarlo antes de la base de maquillaje y después aplicar un algo más de cantidad si hace falta. Puedes escoger para esa primera "capa" una fórmula en crema y para la segunda "capa" los coloretes en polvo de toda la vida.

Continúa leyendo