Cómo blanquear los dientes

Una sonrisa blanca es más atractiva, por eso te damos algunos trucos caseros y sencillos que te pueden ayudar a blanquear tus dientes.

Todo el mundo quiere tener unos dientes blancos, son síntoma de buena salud y belleza, pero cada persona tiene un color de esmalte diferente.


Hay quien tiene los dientes más blancos y quien los tiene más amarillentos, pero eso no es síntoma de mala higiene. Si este es tu caso, la única pega es que tendrás que esforzarte un poco más para conseguir unos dientes más blancos. Por otro lado es lógico que, con el paso del tiempo, los dientes se vayan oscureciendo.


Además, casi todas las personas tienen posibilidades de hacer sus dientes más blancos, sin recurrir a las carillas, excepto aquellas con mala salud bucal, o las que, por culpa de algunos medicamentos, su color de esmalte haya empeorado. Estos son algunos trucos caseros para unos dientes más blancos:


Di adiós al tabaco, el café o el té


Lo mejor es evitar el café, el té, el tabaco, las bebidas azucaradas… Contienen sustancias que oscurecen y amarillean los dientes, por lo que es importante lavarlos  tras consumir estas sustancias y comer alimentos que ayuden a limpiar los dientes, como zanahorias o manzanas.

Pastas de dientes blanqueadoras


Las pastas de dientes blanqueadoras están compuestas por una cantidad mínima de peróxido de hidrógeno (compuesto utilizado para blanquear los dientes), capaz de blanquear las manchas más superficiales. Las tiras blanqueadoras o los geles, también lo llevan, y son más fuertes.


Bicarbonato


El bicarbonato ayuda a blanquear los dientes a largo plazo. Un poquito de bicarbonato mezclado con agua, y cepillar los dientes con la mezcla una vez a la semana, hará tus dientes más blancos. ¡Ojo! Es importante no abusar, ya que podemos dañar el esmalte.


Fresas


Las fresas son un potente blanqueador natural. Puedes aplastar las fresas con un tenedor, hasta hacer una pasta con su pulpa, y después con tu cepillo, pasarla por los dientes, como si fuera un cepillado normal. Eso sí, después enjuágate bien y cepilla los dientes con tu pasta habitual.


Aloe vera


Este truco es fácil, sencillo y muy casero. Solo tendrás que extraer el gel de la planta de aloe vera y pasarlo por los dientes. Sus propiedades favorecen el blanqueamiento dental.

También te puede interesar:
Clara

Clara Martínez

Continúa leyendo