Cómo cuidar el cabello tras un día de playa

Después de un largo día de playa es necesario dedicar tiempo a cuidar el cabello. Te damos las claves para conseguir mantener un pelo sano, bonito y brillante.

Tras una jornada de playa es imprescindible dedicar algo de tiempo a cuidar el pelo. El agua del mar, el viento y el sol forman un combo explosivo que puede acabar con tu precioso cabello.


El sol (en cantidades moderadas) te pone de buen humor y es perfecto para adquirir la vitamina D que tus huesos necesitan, pero no es nada beneficioso para el cabello ya que su exposición hace que su color y textura se deterioren. La sal del agua del mar hace que el pelo no tarde en deshidratarse y volverse áspero. Además, el viento facilita que la arena se acople en el pelo.


Si no se cuida, cuando la temporada estival termine, el pelo estará mucho más rebelde, encrespado y seco. Por eso, aquí tienes algunos trucos para tener el pelo perfecto después de la playa:


Aclarar muy bien el pelo


Aclarar el pelo es fundamental. Es aconsejable llevar una botella de agua, y aclarar el pelo cuando salgas del mar o hacerlo en las duchas de la playa (si las tiene). Lo más normal es ducharse y lavarse la cabeza cuando llegamos de la playa, pero muchas veces no se sabe cuándo va a llegar ese momento.

Utilizar protección solar


Es necesario utilizar un protector solar para el pelo, igual que lo utilizas para la piel. Además de proteger contra los rayos ultravioleta, también reduce el efecto que la sal hace sobre el pelo. Utilizando este tipo de productos será mucho más fácil mantener un cabello sano, bonito y brillante.


Lavar muy bien el pelo de vuelta a casa


Evita que la pereza pueda contigo. Lavar el pelo tras una jornada de playa es esencial, al igual que utilizar un champú adecuado a tus necesidades. Si tu pelo es seco, necesitarás un champú nutritivo, si tu pelo es graso, necesitarás un champú hidratante, mientras que si tu pelo está teñido, apuesta por un champú específico para ello, capaz de mantener el color.


Hidratación


Utilizar una mascarilla hidratante mínimo dos veces por semana. No solo hidratará, también protegerá y mejorará la salud de tu cabello. Y además aportará brillo.


Olvídate de aplicar calor

 

Mejor olvídate de secadores y planchas, aunque si no te queda más remedio, intenta que la temperatura sea templada, y no demasiado caliente.

También te puede interesar:

Continúa leyendo