¿Cómo elegir el corrector adecuado?

El corrector, junto con una buena base, es vital para lucir una buena cara.

¿Cuál es el tuyo?

La función del corrector es cubrir la ojera y atenuar las bolsas que se forman debajo de los ojos.

Lo primero que debes es identificar es el color de la mancha, después ten en cuenta la textura. Si tienes una ojera muy marcada, lo mejor es un corrector cubriente en formato barra o crema. ¿Tienes arrugas? Usa uno fluido.

También te puede interesar:

¿Qué color tapa cada imperfección?

Elige un corrector con pigmentos verdes para cubrir granitos o marcas de acné, eczemas o piel rosácea, también te ayudará con la reacciones alérgicas que provocan que tu piel se enrojezca con facilidad. Aplicalo sobre las partes que lo necesiten, difumina bien el producto y luego aplica un corrector beige.

El corrector amarillo neutraliza la mancha morada y te ayuda a mejorar el aspecto de las pieles de color cetrino y ojeras de color marrón.

En las pieles apagadas, aplica con la yema de los dedos corrector morado sobre las zonas que necesite neutralizar, difumina y luego elige un corrector similar al de tu piel o de lo contrario resaltarás más la imperfección.

¿Cómo aplicarlo?

Pon el corrector en la ojera, muy pegado a la línea de las pestañas y al borde interior del ojo.

Mezcla con el dedo y presiona la fórmula contra la piel, nunca frotes ni arrastres y realiza ligeros toques para conseguir un resultado perfecto.

También se puede utilizar un pincel específico para las texturas fluidas.

CONTINÚA LEYENDO