Cómo elegir la textura de tu esmalte

Hay acabados convencionales monocromos o llenos de matices. Descubre sus secretos.

Hay acabados convencionales monocromos o llenos de matices. Descubre sus secretos.

 

Cremosa

Crea un efecto visual liso y de factura natural. “Esmalta la parte central, empezando en el nacimiento de la uña, y después colorea los laterales”, dice Helena Liébanas, manicurista de Essi.

 

¿Para quién? “Perfecta para llevar una manicura pulida y elegante”, explica Ana Frigols. Directora de formación de CND.

 

Estampada

Necesitas base y esmalte craquelado. Este último al secarse crea una apariencia cuarteada o de piel de reptil.

 

¿Para quién? “Excelente para lucir unas uñas atrevidas y transgresoras”, dice Aitor Cuní, color manager de O.P.I.

 

Metálica

Gris plata, bronce, dorado... “A la hora de aplicar un metal, evita curvar el pincel (quedan unas líneas que afean el pulido)”, dice Liébanas.

 

¿Para quién? “Una opción para extrovertidas”, dice Frigols.

 

‘Glitter’

Se logra con un esmalte que incorpora partículas brillantes. “Requiere una aplicación uniforme para que no queden grumos. Ponlo con suaves pasadas,” dice Liébanas.

 

¿Para quién? Es el complemento perfecto de un look festivo.

 

Mate

“Es lo último para ‘sacar las uñas’. Se consigue aplicando un finalizador matificante”, dice Frigols.

 

¿Para quién? “Si sigues las tendencias”, precisa Cuní.

 

Magnética

Contiene micropartículas metálicas que al pasar un imán se colocan formando dibujos geométricos.

¿Para quién? Adictas al nail art.

 

Neón

Son tonos vibrantes y vitamínicos. “Para que asienten perfectamente, aplica sobre una base blanca”, dice la manicurista.

 

¿Para quién? “Amantes de lo desenfadado”, dice Frigols.

 

Texto original: Sonia Coronel.

Mar

Mar Pastor

Continúa leyendo