Cómo maquillarse a los 50

Al llegar a los 50 el maquillaje debe intentar cubrir imperfecciones y mantener las formas, pero sin brillos ni estridencias.

 

David Rodríguez, make up Artist de Clarins, nos da buenos consejos al tiempo que recomienda que recordemos que “los años no perdonan y es mejor no hacer locuras. Apuesta por combinaciones cromáticas clásicas y acertarás”.

 

En la madurez, un buen maquillaje se convierte en tu mejor aliado. Tus mayores ‘apoyos’ serán eligir correctores con pigmentos rosados para tapar bolsas y ojeras y dos prebases: una perfeccionadora y otra para el contorno de los labios (ésta impedirá que el color llegue al código de barras). 

 

Tu  base

Elige un fondo acorde a tu tipo de piel. “La textura es muy importante en esta etapa. Las pieles secas necesitan una fórmula humectante, mientras que las mixtas precisan una cremosa, pero libre de aceites”, afirma el experto. 

 

Claves makeup

Corrige cualquier signo de cansancio. “Mezcla una gota de un concentrado alisador con el antiojeras”, explica Rodríguez. Es un tip de experto que elimina de un plumazo las antiestéticas patas de gallo. Realza las mejillas con un blush, en crema mejor que en polvo. “Gracias a su cremosidad se funde al instante con la piel, esculpe y no marca líneas”.

 

No salgas sin...

Base de maquillaje -que nunca debe ser más oscura que el tono de piel (incluso un tono más envejece)- y colorete, y aplica máscara de pestañas en la parte superior del ojo (no te pases con la cantidad de rímel, darás un efecto obsoleto y trasnochado al look).

 

Refresca la mirada

1. Camufla ojeras. Marca tres puntitos con corrector y une a toques con la yema del dedo.

2. Colorea el párpado. Usa una sombra en polvo pastel. Las metalizadas destacan las arruguitas.

3. Define las cejas. Péinalas hacia arriba y luego hacia el lateral. Tiene efecto lifting.

 

Por Sonia Coronel

Continúa leyendo