¡Cosmética para Vagas!

Seamos sinceras: ¿Quién no es vaga en cuestiones ‘beauty’, Bien por falta de ganas o de tiempo? AquÍ tienes lOs mejores productos multitarea que te permitirán llegar a todo (¡y ahorrar!).

ROSTRO
Apuesta por los cosméticos faciales ‘todo en uno’ que tratan varias zonas a la vez. ¡Una compra inteligente!

-“Me gusta apurar en la cama cuando suena el despertador y me levanto con el tiempo justo, pero quiero tener buena cara y estar muy guapa todo el día”.
La mejor forma de ahorrar tiempo es utilizar productos que sirvan para más de una acción. Por la noche, usa una antiedad que suavice e iguale la textura de la piel mientras duermes. Antes de salir de casa, extiende una BB o CC Cream. “Éstas dan respuesta a casi todas las necesidades del rostro: hidratan, corrigen, matizan los brillos, alisan arrugas, iluminan y dan color”, explica la esteticista Cristina Álvarez (www.cristinaalvarez.com).

-“Antiarrugas, nutritiva, sérum... Ufff, no sé por dónde empezar y lo único que quiero es tumbarme en el sofá”.
Hay productos comodín que se han convertido en un básico del neceser: este es el caso del agua termal. De hecho, casi todas las modelos confiesan ser adictas a ella. ¿Por qué? Porque ofrece grandes posibilidades gracias a sus propiedades calmantes, desensibilizantes y cicatrizantes. Estos sprays pueden usarse tantas veces como sea necesario. ¿Sus beneficios? Previenen el envejecimiento, energizan el rostro, activan la circulación, refrescan la piel... ¡Y no dudes en prestárselos a tu chico para que alivie la irritación que causa el afeitado! Pulveriza sobre el rostro, espera unos minutos y seca con un tejido suave mediante ligeros toques. ¡Necesitarás poco más!

-“Llego tan cansada a casa que lo último que me apetece es comenzar con el ritual: sérum, contorno de ojos...
Me gustaría resolverlo en un minuto”.
Acaba de llegar al mercado la primera crema de cuidado diario que limpia, hidrata y suaviza en un solo acto. Además, está formulada con ingredientes soft, por lo que está indicada incluso para mimar zonas delicadas como el contorno de labios y ojos.

-“Con las prisas, sólo me pongo maquillaje y noto que no queda perfecto y sedoso como el de mis amigas”.
Lo ideal es aplicar una crema hidratante por la mañana y por la noche, y repetir la operación antes de poner la base. De esta forma, evitas la sequedad; ésta es responsable de que el maquillaje se cuartee y aparezcan la antiestéticas grietas, tan poco favorecedoras. Si te parece demasiado engorroso, opta por una solución exprés: “Mezcla tu crema de cuidado con un maquillaje fluido”, explica Cristina Álvarez.

-“Me canso sólo de pensar que tengo que desmaquillarme cada noche...”.
Las toallitas limpiadoras son tu mejor aliado. Elige alguna afín a tu tipo de piel y que incorpore leche limpiadora, desmaquillante de ojos y tónico: ¡un excelente tres en uno! Apuesta por un formato ‘maxi’ para tenerlo en el cuarto de baño, y lleva las ‘minis’ en el bolso: te ayudarán a solventar algún contratiempo  (refrescar axilas, retocar el maquillaje...).

-"Necesito una crema que me valga para todo".
En lugar de ponerte un tratamiento antiaging o nutritivo, esperar a que tu crema absorba y después aplicar un filtro solar, usa una crema con SPF 15, (como mínimo). Con este simple gesto, proteges tu piel de la incidencia de los rayos del sol, responsables
en gran medida del envejecimiento prematuro. Además, mira que incluya en su fórmula un concentrado de activos antioxidantes que proteja frente a otros factores que también agreden la piel: deshidratación, contaminación, frío, calor excesivo, tabaco, estrés y radicales libres. Y, por supuesto, que tenga una textura sedosa, ligera, no grasa y de rápida absorción.


-De compras:
-Toallitas refrescantes (2,30 €), garnier.
-Crema Qui Demaquille (28,50 €), kenzo.
-Crema Superdefense SPF 20 Daily Moisturizer (50,50 €), clinique.
-BB Cream Beauty Balm Fresh (8,75 €), astor.
-Maquillaje Sheer and Perfect Foundation (44,40 €), Shiseido.
-Crema nutritiva antiedad de noche Total Effects (19,99 €), olay.
-Agua termal D’Uriage (6,32 €), uriage.


CUERPO
Con frecuencia nos olvidamos de cuidarnos de cuello para abajo pero podemos cuidarnos en la mitad de tiempo. Apúntate a los productos todoterreno que multiplican beneficios.

-“No me gustan los bálsamos corporales, me dejan pringosa y no me puedo vestir a continuación, pero me muero por tener una piel sedosa y perfumada”.
Existen fragancias refrescantes con cítricos (pomelo, limón, mandarina...) que mejoran el estado de ánimo y que además suman las propiedades hidratantes de las lociones corporales. ¡Pulverízalas sobre tu piel y listo! Sólo una advertencia: busca una con fórmula no fotosensibilizante. Así, resulta segura incluso al exponerte al sol.

-“No mimo como debiera las rodillas, los codos... Me siento culpable. A veces, cuando me los toco parecen papel de lija”.
Sandra Bullock, Charlize Theron, Kim Kardashian, Beyoncé... ¿Qué tienen todas en común? Que ninguna sale de casa sin llevar en el bolso una pomada reparadora. ¿Por qué? Porque es un producto comodín que lo mismo sirve para aliviar quemaduras, curar labios agrietados, domar las cejas, suavizar arañazos, nutrir manos castigadas, tratar ampollas...

-“Por desidia y vaguería, llego al verano con la piel muy blanca y no cojo color”.
Una buena opción es utilizar una leche autobronceadora dos en uno (facial y corporal). Con un solo gesto, la piel adquiere un tono dorado, luminoso y muy, muy favorecedor.

-“Cuando estoy morena, me relajo aún más y no uso ningún filtro solar”.
Prueba algún fotoprotector de textura oleosa. Son la sensación cosmética del año. Te harás adicta a ellos: son invisibles, de tacto seco, se absorben al instante y proporcionan alto grado de confort. Un placer, en definitiva, con el que no te costará cuidarte.

-“Tras una larga jornada, sólo quiero darme una ducha y ponerme el pijama”. 
Recurre a los acondicionadores corporales que se aplican en la ducha y sobre la piel mojada. “Son perfectos para aquellas personas que no pueden perder un minuto, no tienen costumbre o a las que les resulta tedioso hidratarse la piel a diario. Se aplican de forma muy fácil (después de enjabonar con gel y aclarar) y, tras su uso, la piel se nota suave, uniforme y sin ningún residuo graso”, explica María Segurado, dermatóloga de Nivea.

-De compras:
-Leche autobronceadora para cuerpo y rostro Capital Soleil (15 €), vichy.
-Aceite Anthelios SPF 30 (25 €), La roche posay.
-Body Lotion Bajo la Ducha Leche & Cacao (4,99 €), nivea.
-Eau Dynamisante (46,75 €), clarins.



PIES

-“Nunca me acuerdo de los pies... Y cuando los miro, ¡horror!, se han llenado de durezas y callosidades”.
¿Quién no ha acudido al pedicuro cuando ya no soportaba las molestias? Ahora no es necesario llegar a esos extremos: las nuevas limas electrónicas facilitan tener los pies extrasuaves... ¡con el mínimo esfuerzo!

-De compras:
-Pomada reparadora Aquaphor (9 €), eucerin.
-Lima Velvet Smooth (39,95 €), DR. Scholl.
img title="2" src="http://estaticos.miarevista.es/rcs/articles/3293/3293_2.jpg" alt="" />

MANOS
Las manos son tu mejor carta de presentación, pero ¡cómo cuesta mantener las uñas perfectas! No te compliques la vida con tratamientos que requieran un uso metódico: en cuestión de uñas, la sencillez es la clave (como en casi todo). Ten siempre a mano un stick fortificante para uñas y cutículas, quitaesmalte exprés y una laca long lasting.
1. Lápiz Almond Nail & Cuticle Oil (9 €), The body shop.
2. Esmalte de uñas Super Stay 7 días (6,99 €), maybelline.
3. Toallitas desmaquillantes para uñas (4,90 €), sephora.


TRUCOS PARA SIMPLIFICAR
Nos lo da Mercedes Baquero responsable científica de Laboratorios Vichy.
"El tiempo es oro. Hay que adaptar la rutina beauty a nuestros hábitos, y no al contrario. Aprovecha el momento de la ducha para la limpieza facial y usa aguas micelares que eliminan hasta el maquillaje waterproof, no necesitan aclarado y actúan como tónico. El tratamiento ‘todo en uno’ por excelencia son las blemish balms (BB creams), un cosmético que causa furor entre las asiáticas (expertas como nadie en el arte de cuidar la piel). ¿Una astucia antiprisas y antiolvidos? Coloca los productos en la repisa del espejo del lavabo o junto al cepillo  de dientes, siguiendo el orden de aplicación".

Por: Sonia Coronel.

Continúa leyendo