De la piel al estómago: colágeno en pastillas y su éxito continuado

La tendencia beauty también recupera sus éxitos. La ‘constancia’ del colágeno en pastillas vuelve a ser un must have.

Se trata de una novedad que vio la luz en el año 2013 pero ha vuelto a convertirse en tendencia. Cada vez son más las mujeres que prefieren adecuar los métodos y las propiedades de las sustancias utilizadas en clínicas estéticas de una manera más natural.


Aunque la vuelta de tuerca del colágeno es la ‘hidrolización’ del mismo, lo cierto es que, dentro de la nueva corriente de belleza sin tratamientos invasivos (inyecciones, cirugía etc…), el colágeno en pastillas y la utilización del mismo vuelve a tener mucha presencia entre las mujeres que han pasado los cuarenta.


Pero, ¿qué es exactamente el colágeno? Se trata de una proteína natural de nuestro cuerpo y que es parte fundamental de la formación de nuestros huesos, tendones… pero sobre todo de la elasticidad de nuestra piel.

Si atendemos a la estadística que asegura que a los 40 años producimos la mitad del colágeno que en los 20, el consumo de esta proteína tanto en nuestra alimentación como en suplementos alimenticios, supone un extra en nuestro proceso de cuidados antienvejecimiento.


El añadido de las pastillas de colágeno a nuestra dieta, lejos de ser perjudicial, supone una ayuda importante al proceso de regeneración de nuestra piel. De hecho, según los expertos, tras quince días de tratamiento con pastillas de colágeno, el cambio los resultados comienzan a percibirse. Una relación ‘causa-efecto’ muy satisfactoria (entendida siempre desde la sutilidad que ofrece un tratamiento regular en pastillas) que está ayudando a que vuelva a ser un producto muy demandado por mujeres sobre todo a partir de los cuarenta, (aunque hay que apostillar que su uso también es muy beneficioso y efectivo en hombres).

Continúa leyendo