Dientes... Cómo Mantenerlos Blancos.

Los dientes pierden su brillo de manera natural a lo largo del tiempo pero tener unos dientes blancos y brillantes es algo fácil de conseguir siguiendo estos consejos:
-No a las bebidas gaseosas. Limita el consumo de bebidas carbonatadas y, cuando las tomes, usa una pajita para beber: así disminuirá el contacto de los líquidos con el diente. También debes evitar al máximo otro tipo de bebidas oscuras, como el vino tinto (elige una copa de blanco), el café o el té.
-Mantener una buena higiene. Es importante cepillarse los dientes y usar hilo dental a diario. Los nuevos cepillos eléctricos, como el Oral B de Braun, eliminan hasta el 100% de placa. Incluso algunos nuevos modelos como el AirFloss, de Philips, disponen de un veloz chorro que lanza aire entre los dientes, para quienes aborrecen el hilo.
-Evitar los cítricos. El doctor Guillermo Schoendorff, director médico de Ruber Dental, recomienda reducir al mínimo el consumo de limón, naranja y mandarina.
-Cuidado con la zanahoria. Health and Smile advierte de los riesgos, para mantener la blancura dental, de consumir zanahoria, chocolate, azafrán, remolacha o espinacas, pues pueden teñir el blanco.
-Cepillar de inmediato. Olga Prieto, odontóloga de Vitaldent, aconseja: “Si consumimos algún alimento o bebida con tonos más intensos (café, vino, etc.), debemos lavarnos los dientes de inmediato para evitar que su coloración penetre en el esmalte. Y usar un cepillo de cabezal pequeño, para llegar a todas las zonas de la boca”.
-Pastas de dientes blanqueantes. Aumentan el brillo y la luminosidad, debido a las partículas que pulen la superficie dental.
-Atención a los enjuagues. No uses colutorios dentales con clorhexidina. Si bien es útil como antiséptico en caso de alguna herida o llaga bucal ocasional, su uso reiterado produce unas manchitas marrones en la base y el cuello de los dientes. Además, la mayoría de los enjuagues llevan alcohol, que no es saludable para la encía, y colorantes que provocan y aumentan las manchas en el esmalte. -
-Adiós al tabaco. Fumar es quizá lo que más mancha el esmalte. Si no puedes dejarlo, evita el consumo los días siguientes al tratamiento. El blanqueamiento remueve la película proteica que recubre los dientes, dejándolos muy receptivos a todo; ésta se recupera naturalmente a las 24 o 48 h.
-Conservar la boca hidratada. Es bueno comer frutas como la pera o la manzana a mordiscos.

Continúa leyendo