El anticelulítico, mejor por la noche y “acompañado”

¿Cuándo es mejor utilizar un producto anticelulítico? ¿Hay algún "truco" para potenciar su efecto? Te damos todos los detalles.

La celulitis, esa enemiga a la que muchos y muchas tratan de vencer, además de en una dieta baja en grasas y en ejercicio diario, encuentra en las gamas de productos anticelulíticos sus principales enemigos.

 

Si alguna vez has utilizado un anticelulítico, habrás visto que muchas de las marcas apuestan por fórmulas que recomiendan aplicarlas por la noche ¿Por qué? La respuesta es sencilla: al dormir, el cuerpo adopta la posición horizontal, lo que favorece la circulación sanguínea y un mejor drenaje de residuos y líquidos, potenciando la acción y la eficacia de los anticelulíticos.

 

Sin embargo, no es la única recomendación para aumentar la eficacia de los productos anticelulíticos: también se recomienda aplicar el producto nada más salir de la ducha, ya que el agua estimula la circulación. Eso sí, debemos hacerlo con la piel seca, ya que si no la absorción del producto será peor.

 

A la hora de echarnos la crema o gel anticelulítico, es importante hacerlo mediante un masaje en círculos, ya que esto también favorece una mejor circulación sanguínea y, por tanto, una mayor absorción del anticelulítico. Además, el masaje debe ser de abajo hacia arriba, esto se debe a que la circulación venosa va en sentido ascendente.

 

En el título de este artículo decíamos que era mejor utilizarlo por la noche y “acompañado”, pero ¿de quién? De dos aliados fundamentales: dieta sana y ejercicio. Para que los resultados sean más visibles y para potenciar el “trabajo” del anticelulítico, es necesario llevar una dieta saludable, baja en grasas y azúcares, hacer ejercicio de manera regular y beber abundante agua.

Continúa leyendo