El Negative Space se muda a las uñas

El nail art no para de reinventarse y esta vez se viste de ‘espacio negativo’, la nueva tendencia que triunfa, tanto en la calle como en las pasarelas.

Desde las formas más complejas hasta  las versiones más sencillas. El Negative Space llega desde las pasarelas y se instala en las manos de las fans del nail art. Sin embargo, hay modelos tan sencillos que esta nueva técnica queda al alcance de todas, mañosas o no. ¿La clave? Solo hay que seguir una única norma: deja una parte de la uña sin pintar. 

 

¿De dónde viene?

 

¿Recordáis esa imagen en la que no se sabe muy bien si se trataba de un jarrón o de dos rostros de perfil enfrentados? Pues es eso precisamente, un ejemplo de espacio negativo. Es una técnica muy utilizada en el mundo del arte, tanto en la pintura como en la fotografía, y consiste en dejar un espacio vacío alrededor del objeto principal creando, a través de planos de color, unas formas ambiguas muy llamativas para el ojo humano. Y ahora, todo este arte se traslada a las manos.

¿Cómo se hace?

 


Lo primero es aplicar una base vitaminada para proteger la uña y conseguir una mayor duración sin grietas. Después, es el momento de dar rienda suelta a la imaginación y planear un estampado original. Puedes optar por una versión minimalista, la misma que utilizó en su desfile Jesús del Pozo, que consiste en pintar solamente la lúnula (la medialuna que nace de la cutícula) o, como en la fotografía, apostar por un estampado más complejo y arriesgado con tonos opuestos, como el blanco y el negro, que quedan perfectos con cualquier look nocturno o diurno. Si tienes buen pulso, basta con tener la forma en la cabeza y los esmaltes elegidos, pero si la maña no es lo tuyo, ten a mano adhesivos para crear las geometrías. Hay pegatinas con decenas de formas, incluso ¡puedes utilizar esos famosos circulitos que se ponen en los agujeros perforados cuando se rompen! Por último, aplica un top coat para sellar y dar brillo extra.

 

Tus aliados:

 

Todo arte necesita de sus herramientas. En el caso del nail art hay cada vez más utensilios para facilitar la elaboración de diseños originales. No dejes que el pulso te gane la batalla y pinta sin miedo a 'pasarte de la raya'. Nuesta apuesta: los nuevos artilugios de Beter. El kit de uñas incluye un pincel de punta fina y dos dispensadores redondos para conseguir lunares perfectos y acabados en relieve. ¡Los tres por 6,70 €!

Continúa leyendo