Esencia, el nuevo must japonés

Aleja de tu mente cualquier asociación con un aroma, aunque compartan una cualidad: la alta concentración de sustancias. Te hablamos del nuevo cuidado facial que viene de Asia.

Aleja de tu mente cualquier asociación con un aroma, aunque compartan una cualidad: la alta concentración de sustancias. Te hablamos del nuevo cuidado facial que viene de Asia (¡ojo!, no es un sérum ni sustituye al tónico) y promete revolucionar tu rutina cosmética. ¿Quieres saber más de la esencia?

 

Si ya hemos copiado el doble desmaquillado y buscamos la perfección a golpe de BB Cream, no tardaremos en adoptar otro paso crucial del ritual de belleza oriental. “Se trata de maximizar la secuencia antiedad con una loción concentrada (esencia) que prepara, activa y amplifica las acciones de todos los productos que vienen a continuación”, dice Amaya Solana, Store Manager de Kiehl’s.

 

¿Qué es la ‘esencia’?

Es un pretratamiento de textura acuosa y fluida. Un formato ‘agua’ concentrado (no confundir con algún tipo de tónico, suero o elixir de apariencia similar) que es capaz de soportar potentes activos (ácido hialurónico, lipo-hidroxiácido, extractos vegetales...) presentes en fórmulas más pesadas, con excelentes resultados.

 

“Al penetrar al instante, permite seguir aplicando los mimos posteriores sin ocluir, y ademas facilita la absorción de los ingredientes clave ?de la hidratante, el contorno de ojos...”, explica Solana.

 

¿Es para mí?

 

Gracias a su alta tolerancia y ligereza, puede usarse en todo tipo de pieles. "Los concentrados (esencia) están pensados para reavivar los lípidos, activar la renovación celular, corregir la pérdida? de volumen y aumentar la receptividad de la barrera córnea en consonancia con los cuidados de después”.

¿Por qué es básica?

 

Porque actúa como un poderoso preparador.?“Las lociones concentradas,? aparte de sellar la hidratación natural, efectúan una ?exfoliación enzimática que retira las células muertas, consiguiendo una piel más lisa, suave y permeable”, afirma Consuelo Mohedano, Directora de Formación?de Shiseido España.

 

¿Cómo se aplica?

Sobre la piel limpia y tonificada. “Pon unas gotas entre las palmas de las manos, frota una contra? otra y pósalas sobre el rostro. Luego, realiza unas ligeras presiones, primero sobre? las mejillas, después sobre? la frente y el mentón? y por último por el cuello, el entrecejo y las sienes”, indica Solana. A continuación, en cuanto se haya secado (tarda unos segundos), empieza con el ritual cosmético diario.

 

¿En qué momento?

Por la mañana y la noche, ?tras realizar la higiene. “Recuerda que no sustituye al tónico (equilibra el pH de?la piel) y tampoco al sérum. Este ultimo está concebido para tratar problemas concretos (manchas, falta?de luz, flacidez, arrugas...)”, comenta Solana.

También te puede interesar:

Continúa leyendo