¿Estás lavando correctamente tu cabello?

Te ofrecemos unos consejos para tratar tu pelo como se merece.

Te ofrecemos unos consejos para tratar tu pelo como se merece.

 

¿Eres de las que piensan que lavar el pelo significa enjabonar, acondicionar y listo? Tal vez lo estás haciendo mal ya que hasta la acción más inocente puede cambiar el estado de nuestro cabello.

Champús, acondicionadores, mascarillas, sérums, protectores, aceites… Existen multitud de productos destinados para cada necesidad y, por supuesto, para cada tipo de cabello. Tan importante es utilizar un producto adecuado a nuestra melena como la forma en la que la tratamos día a día.

 

Cómo lavarlo

Lo ideal es hacerlo cada dos o tres días, pero si tu cabello es demasiado graso, no dudes en lavarlo cada vez que lo necesites. Por supuesto, utiliza un champú y acondicionador acordes a tu tipo de cabello y lávalo dando un suave masaje, aplicando el acondicionador sólo en las puntas.

 

Secado

El siguiente paso es el secado, si utilizas el secador regularmente no te olvides de aplicar un protector del calor. Tu pelo lo agradecerá, ya que la fibra capilar sufre muchísimo con las altas temperaturas de las planchas o rizadores. Cuando ya tengas tu cabello limpio y seco, recuerda no tocarlo mucho para evitar que se engrase y no abusar de lacas o gominas que acumulen residuos en la raíz.

¡Trucos!

1. Cepilla tu pelo ANTES de la ducha, ya que cuando el cabello está mojado es mucho más débil y quebradizo.

2. Si tu cabello es graso y no quieres lavarlo todos los días, utiliza un champú en seco, van de maravilla y el pelo aguanta prácticamente limpio un día más.

3. Al salir de la ducha seca tu pelo CUIDADOSAMENTE con una toalla de algodón para evitar el frizz.

4. ¿Puntas secas? Aplica un sérum o un aceite al salir de la ducha. Cuando el cabello está húmedo absorbe mucho más los productos.

5. Si sufres de enredos por las mañanas, recoge tu cabello en una trenza suave antes de ir a la cama.

Continúa leyendo