4 estrategias para una sonrisa 10

Es un arma de seducción y la mejor carta de presentación que existe. Por ello, te contamos cuatro hábitos a adoptar para sumar seguridad y deslumbrar con una sonrisa perfecta. 

Es un arma de seducción y la mejor carta de presentación que existe. Por ello, te contamos cuatro hábitos a adoptar para sumar seguridad y deslumbrar con una sonrisa perfecta.

Cepilla, al menos, dos veces al día

 

Una por la mañana, después del desayuno, y otra por la noche, antes de acostarte. “Aunque lo ideal es lavarse tras cada comida, ya que cada vez que tomamos alimento la saliva pierde su capacidad de protección frente a la caries y los ientes quedan más vulnerables”, explica el doctor Fernando Soria, experto en el estudio de la estética de la sonrisa. Pero ¿cuál es el ritual de limpieza adecuado para una correcta salud bucal? Se necesitan al menos 2 minutos de cepillado para eliminar las bacterias que producen la placa, enjuagar con colutorio durante 30 segundos y el uso de un complemento de higiene dental como el hilo o los cepillos interproximales para retirar cualquier resto.

 

Si mascas chicle, que no tenga nada de azúcar

 

Nunca sustituye a la higiene, pero ocasionalmente es un buen aliado. “No hay que tenerle miedo al chicle, salvo que padezcas bruxismo, ya que su consumo aumenta la tensión mandibular y las contracturas en los músculos del cuello”, precisa el doctor Soria. ¿Sus bondades? “Las gomas de mascar estimulan la secreción de saliva, neutralizan la acidez que se produce en los dientes y producen una acción de barrido sobre las piezas dentales que ayuda a controlar la placa. Solo hay que asegurarse de que no contengan azúcar”, explica. “Es más”, añade Patricia Zubeldia, odontóloga de Sanitas Dental, “estos productos endulzan con xilitol, que tiene propiedades anticaries”. 

 

Evita los alimentos que tiñen

 

Café, té y vino agreden el esmalte y propician la aparición de manchas.  Junto con las bebidas carbonatadas, descalcifican el esmalte y provocan un desgaste prematuro de los dientes. “Contienen taninos, unas sustancias químicas que pueden originar manchas permanentes”, afirma la odontóloga. ¿Eres adicta a estas bebidas? Disminuye su consumo y aumenta la ingesta de agua para poder segregar más saliva. Es esencial para defendernos de la caries, ya que diluye los azúcares y aporta los minerales necesarios (calcio y fosfato) para reforzar el esmalte. ¿Otra opción? Los cítricos en zumo. Al ser ricos en vitaminas, flúor y calcio, ayudan a tener una sonrisa bonita. “Sin embargo”, precisa el doctor Soria, “ninguna acción antiteñido funcionará si eres fumadora. El tabaquismo es el factor que más propicia la decoloración y la erosión”.

Pásate el hilo dental tras ingerir cualquier alimento

 

El cepillo solo llega a la parte frontal y posterior de los dientes y si no se completa la higiene con hilo o seda dental, la placa seguirá acumulándose en la zona interdental. ¿Cómo evitarlo? Pasando el hilo entre diente y diente al menos una vez al día (sobre todo por la noche). “Si tienes dudas, consulta a tu odontólogo para que te explique la técnica. Un mal uso del hilo puede producir lesiones en las encías”, asegura Zubeldia. Llévalo en el bolso y acude a él después de cada comida. Te será muy útil ante cualquier imprevisto para eliminar rápidamente (y sin necesidad de agua) aquellos trocitos que se quedan en los recovecos y nos hacen pasar un mal trago. 

Continúa leyendo