Vídeo de la semana

Flequillo, ¿te atreves a cambiar?

Ser el corte de pelo it no quita para que sea una apuesta arriesgada. Cortarse el flequillo es una decisión importante porque sí, es verdad, el pelo vuelve a crecer, pero si no nos gusta tendremos que esperar un tiempo para vernos bien y puede hacérsenos eterno. En fin, ¡todo sea por ir a la última!

Que está de moda nos lo dice las muchísimas famosas que siguen apostado por él en este recién estrenado 2013. Aunque hay infinidad de formas de lucirlo: pulidos, rectos, ladeados, con un toque vintage, XXL... parece que las celebrities se decantan por el flequillo espeso, recto hacia adelante y bordeando los ojos.

Se lo hemos visto a actrices como Zoey Deschanel, Emma Stone, Jessica Biel, Anne Hathaway, Elsa Pataky y Blanca Suárez, a cantantes como Carly Rae Jepsen y Taylor Swift, a iconos de la moda como Sara Carbonero o Paula Echevarría y hasta a la mismísima Michele Obama.

Por mucho que lo lleven las famosas, en el fondo, decidirse por el flequillo es una apuesta arriesgada, entre otras cosas porque para llevarlo bien al 100%, hay que cuidarlo. Conviene recortarlo, peinarlo y secarlo casi todos los días. ¿Las ventajas, entonces? Que a las más jóvenes les permite jugar con él de mil formas y a las maduritas les quita años de encima, que se puede combinar con los recogidos de moda - moño, coleta, trenza- y también con las medias melenas con ondas  o 'alborotadas' (las famosas out of bed), y que se puede llevar espeso (para pelos lacios) o cortado a capas (para aligerar los cabellos más foscos). 

En definitiva, un buen corte de flequillo es muy favorecedor para cualquier tipo de mujer, la clave está en encontrar el corte que se adapte a la forma de tu cara y tus ojos, y en cuidarlo para que esté siempre perfecto. Toma nota.


Tipos de flequillo


Maxi: peinado hacia delante con volumen y bastante longitud, es decir, hasta el borde de los ojos. Combina muy bien con melenas al hombro y ultra-lisas.

Retro: flequillo muy corto. Es el más arriesgado porque hay que llevarlo muy liso y si nuestro pelo se encrespa con facilidad deberemos recurrir a planchas y productos alisadores. Le van de maravilla los colores de pelo llamativos y extravagantes y, también, las melenas muy largas y lisísimas.

Abierto XXL: se trata de separarlo por el centro pero sin trazar una raya muy marcada. Mejor darle un efecto despeinado o desaliñado y hacer que parezca una casualidad el que se abra por la mitad.

De lado desfilado: es un flequillo muy femenino y, sin duda, el más seductor. Va perfecto con una melena corta o estilo bob. Si lo sujetas con horquillas, te quitarás años de encima.


Elige uno según tu tipo de cara

Los enemigos del flequillo defienden que no le va bien a todos las formas de cara pero nada más lejos de la realidad.  De hecho, incluso puede ayudar a estilizar y acentuar los rasgos de la cara.

-Si tienes la cara muy ovalada y los ojos almendrados, opta por un flequillo largo y recto y mostrarás un aspecto aniñado y muy dulce. Si tu cara es muy triangular, combina ese flequillo largo con el pelo corto, ya que esto ayudará a aumentar un poco el volumen del mentón.

-Si tienes la cara muy fina, te irá más un flequillo XXL pues darás más expresión a tu rostro.

-Si la tienes redonda, reducirás volumen y redondez con un flequillo ladeado o cortado a capas.

-Si tu rostro es cuadrado o alargado, decántate por un flequillo bien recto.

 

¿Cómo peinarlo?

El flequillo debe estar siempre bien liso y pegado a la frente. Si tienes el pelo lacio no hay mucho problema, pero si tu cabello no es muy moldeable te costará peinarlo con facilidad y tenerlo perfecto. La mejor forma de 'domarlo' es utilizando un secador y un cepillo redondo para darle la forma deseada.

Las modernas planchas también serán un buen aliado, el mejor, pero intenta no abusar ellas ya que como es un cabello más corto, si te pasas y lo alisas demasiado sólo conseguirás levantarlo y quedará poco favorecedor. Para que el flequillo aguante todo el día, sin rizarse o electrizarse es buena idea hidratarlo con un sérum o aceite (sobre todo la punta) si lo tienes seco, o pulverizarlo con laca de fijación fuerte, si lo tienes graso.

Lo bueno del flequillo es que da mucho juego y resulta muy divertido jugar con él para darle un aspecto diferente cada día. Recuerda que los grandes diseñadores como Galliano lo han combinado en las pasarelas con maxidiademas y coleta baja.

¿Te hemos convencido? Pues si te animas y te atreves con el flequillo, ¡cuéntanos el resultado!

También te puede interesar:

Continúa leyendo