Hábitos que dañan tu pelo

Tenemos costumbres que, sin saberlo, destrozan nuestro cabello. Aquí te desvelamos esos errores para que no vuelvas a cometerlos.

A todas nos gusta tener un pelo sano, pero muchas veces, sin saberlo, cometemos errores que provocan el efecto contrario. Aquí te contamos los fallos más frecuentes que destrozan nuestro cabello. ¡No vuelvas a caer!

Cuidado con el secador

Es uno de nuestros mayores aliados, pero es cierto que debilita nuestro pelo. Para disminuir el daño que provoca debes tener en cuenta los siguientes factores:

- Temperatura: si es muy elevada, acabará con los aceites naturales que produce el cuero cabelludo y tu pelo estará seco y sin vida. Intenta secarlo con una temperatura más baja, aunque tardes un poco más.

- Distancia: mantén el secador a una distancia mínima de 20 centímetros.

- Usa protector: aplícate un protector de calor e intenta secarlo lo máximo posible con la toalla (mejor de algodón para evitar daño en las cutículas) para reducir el tiempo de exposición al calor.

Los moldeadores

La plancha y el rizador también son agresivos con nuestro cabello, a pesar de que resulten necesarios. Para reducir esta agresividad debemos seguir algunas recomendaciones. Primero, al igual que cuando usemos el secador, utilizar un protector. Segundo, evitar moldear el pelo cuando aún está húmedo, ya que el vapor que desprenden estas herramientas puede chamuscar nuestro cabello o incluso producirnos quemaduras en el cuero cabelludo. Y por último, evita pasar el rizador o la plancha varias veces por el mismo mechón: una sola pasada de forma cuidadosa es suficiente para que conserve la forma deseada.

El cepillado

También debemos ser cuidadosas cuando nos cepillamos el pelo. En ocasiones somos agresivas en el cepillado y no usamos el cepillo correcto. Cada tipo de cabello (rizado, fino, encrespado...) necesita cuidados específicos y un tipo de cepillo distinto en cada caso.

Champú en seco, ¿amigo o enemigo?

Su uso ha crecido mucho últimamente por falta de tiempo. Muchas lo utilizamos por las mañanas, cuando no podemos disfrutar de una larga ducha. ¿El problema? Si lo adoptamos como costumbre afectará a nuestro cuero cabelludo, dañándolo por no airearlo correctamente y administrarle sustancias químicas. Intenta usarlo como método de urgencia y no como hábito. 

Y si quieres saber como tener un pelo 10, visita nuestra galería "7 consejos para un pelo sano". Sigue nuestras recomendaciones y notarás la diferencia.

También te puede interesar:

Continúa leyendo