Kobido, el lifting natural. ¡En 4 pasos!

De origen japonés, se ha comprobado que el kobido elimina el estrés acumulado en los músculos y rejuvenece. ¡Hazlo en casa!

De origen japonés, se ha comprobado que el kobido elimina el estrés acumulado en los músculos y rejuvenece. ¡Hazlo en casa!

Limpia tu rostro

Es lo primero que debes hacer. Tu cara y tus manos han de estar limpios. Usa agua templada y un jabón libre de ingredientes artificiales (por ejemplo, de glicerina). "Para realizar el masaje, necesitamos que las manos se deslicen. Así podemos usar un poco de agua, aceite natural o crema hidratante", explica Sandra Guiñales, experta en Medicina China, Shiatsu y Quiromasaje (Templo del Masaje).

Los 4 pasos fundamentales del kobido

Cuello 
Estíralo, pon las manos en paralelo al cuerpo y con su lateral haz pasadas rápidas por él, de abajo arriba. "Esto activará la circulación". Realiza unas 15-20 pasadas. Luego, pon dos dedos debajo de cada oreja "y llévalos hacia el interior del cuello presio-nando ligeramente. Así se 'despiertan' los ganglios linfáticos. Después, vuelve a dar pasadas en el cuello".

Mentón
Coloca los dedos de las manos a sus lados y haz pasadas rápidas (unas 15) hacia fuera estirando un poco: atenuarás las arrugas que se forman.

Mejillas
Primero se trabaja una mejilla, luego otra. Con una mano, estira hacia arriba (colocando el brazo por encima de la cabeza) la mejilla, y haz pasadas en ella con los cuatro dedos de la otra mano de dentro afuera y subiendo del mentón a los pómulos. Haz movimientos lentos. Detente en el pómulo y pon un dedo debajo de él, presiona para activar la zona. Repite varias veces. Hazlo igual con la otra mejilla.

Labios y ojos
Pon dos dedos, como si fueran dos tijeras, a ambos lados de cada comisura labial, deslízalos de forma enérgica pero con cuidado hacia fuera y tensando un poco al terminar. Hazlo unas 20 veces. En la zona de los ojos, "donde se acumula mucho líquido, interesa drenar pero de forma delicada. Bordea con el dedo las cuencas y presiona un poco hacia el exterior", dice la experta en kobido.

CONTINÚA LEYENDO