Un ingrediente esencial en tu rutina de belleza, la caléndula

Conoce los beneficios de esta flor y conviértela en un imprescindible de belleza

No solo es una bella flor si no que sus propiedades la convierten en uno de nuestros mejores aliados en lo que a belleza y salud se refiere. La caléndula es una planta originaria de la región del mar Mediterráneo, Egipto y Europa meridional, y florece prácticamente todo el año. Desde hace cientos de años se ha utilizado como remedio natural ante problemas de inflamación, infección y cicatrización de heridas. Por ejemplo, sus flores se utilizaban habitualmente para tratar inflamaciones de garganta, faringitis e incluso úlceras de estómago.

Los beneficios y propiedades de la caléndula

En lo relativo a la belleza, la caléndula es uno de los ingredientes naturales estrella en cremas hidratantes. De hecho, es habitual su uso en cremas para bebés, cuya piel requiere mucha delicadeza. Por tanto, es uno de los ingredientes más indicados si nuestra piel es sensible y reactiva.

También es una buena opción si tenemos cicatrices, ya sea por acné o por una herida. Ayuda a cicatrizar y mejora la textura de la piel en la zona afectada. Como tiene propiedades antibióticas, también evita que estas cicatrices se infecten.
Sus propiedades antibacterianas son, asimismo, muy útiles para pieles con acné o tendencia a tener espinillas y granos. La caléndula contiene ácido salicílico, que abre los poros y hace un efecto exfoliante. A parte reduce la inflamación gracias a las saponinas que contiene.

Si padecemos sarpullidos o urticaria, o simplemente estamos atravesando una etapa en la que nuestra piel está especialmente sensible y sentimos picor, también nos ayudará emplear una crema con caléndula. Eso sí, conviene consultar primero con el dermatólogo, pues se trata de problemas dermatológicos que pueden precisar medicación.

Nuestro cabello también puede verse favorecido si empleamos productos con caléndula. Los que suelen contenerla son los champús, y destacan por suavizar el cabello y prevenir la caspa así como los picores del cuero cabelludo.

Y si todo esto te parece poco, aquí van dos apuntes más sobre esta planta: es rica en flavonoides, por lo cual ayuda a la circulación, y gracias a sus propiedades hidratantes es perfecta para tratar las durezas de la piel, como las que suelen aparecer en manos y pies.

Por: Mónica Lizondo, farmacéutica y cofundadora de Farmaconfianza.

Continúa leyendo