Lección de Maquillaje: Noche y Día.

El color y la luz son tus mejores armas para brillar en los momentos especiales. Te enseñamos cómo hacerlo de la mano de dos artistas del ‘make-up’. Si sigues al pie de la letra sus consejos potenciar tu imagen será mucho más sencillo de lo que crees y conseguirás los mejores looks de temporada: ahumados impactantes, delineados elegantes, mejillas jugosas y, en esencia, lo que más se lleva un look natural.

DE DíA… LUZ.
Tonalidades suaves, brillantes y con efectos sutiles y luminosos, todo ello pensado para que no se note. Ese es el secreto de esta tendencia: “Naturalidad al poder”.
Antes de empezar...
Debes tener en cuenta que los básicos -corrector,  base de  maquillaje  y  polvos- son el secreto de un buen look, así que no pueden faltar en tu neceser. Por otro lado, conviene que pruebes el maquillaje en la frente para asegurarte de que escoges el tono adecuado para tu color de piel.
En el rostro. Base de maquillaje compacta, que se extiende como una segunda piel. Importantísimo, aplicarla muy bien por todo el rostro. Ojo con el cuello: que no se note la división. Cuando se necesite para tapar granitos, manchas u otras imperfecciones, aplicar el corrector. Para terminar, un suave toque de colorete.
En los ojos. Trabajados con delicados tonos nude, vainilla y champán, sin duda el must de la temporada. Extiende la sombra en todo el párpado superior y,  para potenciar la mirada y dar profundidad al ojo, atrévete con un marcado eyeliner negro a ras de las pestañas. Finaliza el maquillaje de ojos con una sola capa de máscara de pestañas, para no  recargar el look.
En los labios. Carnosos, pero no exagerados. Tonos naturales (rosas y melocotones), que se acentúan con un abundante gloss.

De compras:
Iluminador Shimmer Brick Compact (44 €); Base de maquillaje en barra Foundation Stick (38 €); Colorete en crema para labios y mejillas Pot Rouge (27,50 €). Todo de Bobbi Brown.

Cinco claves para acertar:
1. Limpiar e hidratar la piel antes de la aplicación de cualquier producto de maquillaje.
2. Elegir la fórmula adecuada. El maquillaje en stick es una buena opción: es fácil de aplicar, cubre muy bien y permanece inalterable horas.
3. Dar con el tono. Uno de los pasos más importantes consiste en detectar el tono exacto de tu piel. Prueba el producto en la frente.
4. Seleccionar el corrector. Debe  ser uno o dos tonos más claro que la base de maquillaje. Si se tiene mucha ojera, habrá que usar un precorrector, que ilumina la zona oscura y unifica el tono con el del resto del rostro.
5. Acabado empolvado. Para asegurarte de que el color se mantenga fijo y fresco durante horas -y dar luminosidad-, aplica polvos traslúcidos.

Consejos de experto:
Para Rubén Acosta (Director Artístico de Bobbi Brown) : “No sólo el maquillaje es importante, las herramientas adecuadas también intervienen en el resultado. Por ejemplo, una borla de polvos proporciona un acabado uniforme y opaco, pero con una brocha conseguiremos una terminación más traslúcida. Ten siempre a mano un pincel más pequeño para poder llegar a las zonas difíciles: aletas de la nariz, ojos, contorno de  labios…”.

DE NOCHE… COLOR.
En los ojos.  El secreto de un maquillaje de ojos profesional está en la elección de tres sombras, para crear aún más contraste. Utiliza la técnica “C” de Clinique: dibuja una C con el tono más oscuro en la parte externa de la línea de las pestañas hasta el pliegue de los párpados. Sigue en degradée aplicando el tono más claro bajo la cola de la ceja. Un truco es que puedes aplicar el color con un bastoncillo para tener mayor precisión y después difuminar con un pincel. Para aplicar el delineador más fácilmente, eleva un poco el párpado, haciendo la línea lo más pegada posible a las pestañas. Éstas serán tu guía para que la raya quede perfecta.
En los labios. Utiliza la técnica del “punto-punto-raya” para aplicar correctamente el delineador de labios: marca dos puntos en la parte más alta del labio superior y otro punto en la base del labio inferior, después une los tres puntos realizando pequeños trazos alrededor del labio. De esta forma, estarán perfectamente perfilados.

De compras:
Máscara en tono negro para alargar las pestañas High Lengths (21,50 €); Perfilador de ojos resistente al agua Quickliner (21,50 €); Lápices de labios hidratantes Chubby Stick (19 €), y sombra en crema antioxidante, 8 horas perfecta, Lid Smoothie (26 €). Todo de Clinique.

Cinco claves para acertar:
1. Elige dos tonos para el rostro: uno que se funda bien con el color de la piel y otro más claro para iluminar zonas concretas (nariz, pómulos, frente...).
2. Trío de ases para los ojos. Con tres tonos diferentes de sombras conseguiremos dar más color, iluminar mejor y profundizar la mirada.
3. Utiliza sombra en crema. Además de permanecer más tiempo inalterable, se aplica fácilmente con ayuda de las yemas de los dedos.
4. Calienta el lápiz.  Para conseguir una mejor precisión, calienta el lápiz de ojos con las manos, ya que el calor funde los pigmentos.
5. Los labios parecerán más gruesos con un acabado brillante. Delínealos fuera de su borde y rellénalos de color.

Consejos de experto:
Pedro Cedeño, maquillador para Clinique opina que: “Yo apuesto por el colorete. Para un look más natural, elige un tono que coincida con el color que toman tus mejillas al hacer algún esfuerzo. También puedes pellizcarlas y ver el rubor que aparece; el tono que utilices debe ser el más parecido a ese. Te verás simplemente fabulosa.”

Por: Marián Vilá.

Continúa leyendo