¡Llega Therapy Cool!

¿Quieres eliminar celulitis y toxinas, perder volumen, reafirmar tu silueta, aumentar la hidratación...? Con el método Therapy Cool lo puedes conseguir sin sufrimiento. Basado en los contrastes térmicos (de frío-calor) propios de la balneoterapia, ofrece la eficacia y el poder de las aplicaciones de contraste en la comodidad de una camilla y sin tener contacto con el agua.
Tu cuerpo funcionará mejor: los tratamientos que aplican contrates térmicos estimulan todos los sistemas orgánicos, especialmente el sistema nervioso, y realizan una limpieza profunda del organismo (producen una gimnasia vascular que aumenta notablemente el rendimiento cardiovascular). Por otro lado, el aumento del flujo sanguíneo que desencadena a todos los niveles aumenta la oxigenación celular.
¿El resultado? Se asegura que lleguen los nutrientes, la oxigenación, la hidratación, etc. que necesitan los tejidos. Por otro lado, la sangre que se llega a esas zonas toma el calor de los depósitos de grasa, por lo que al mismo tiempo que se nutren y reafirman los tejidos (tonificándolos), se eliminan grasas y se consigue reducir volumen. Es decir, con Therapy Cool, a diferencia de todos los demás equipos de estética, lo único que "hacemos es  ayudar al cuerpo a hacer lo que nadie como el sabe hacer: nutrir, hidratar, reafirmar, etc. Y para ello, no palicamos nada externo: dejamos que sea la propia sangre, de forma natural, la que lo haga, y le ayudamos utilizando las técnicas de hidroterapia que se conocen y se utilizan en los balnearios desde tiempo inmemorial, sólo queahorramos -además- a la persona que se enfrente al agua fría", explica Remedios Peñafiel, experta en estética y tratamientos terapéuricos, de Salus Center.
¿Sus beneficios? Son muchos, entre ellos:
-Mejora del Sistema Circulatorio
-Oxigena y aporta nutrientes a la piel
-Relaja la tensión muscular
-Actúa sobre le sistema nervioso central
-Fortalece el sistema inmunológico
-Provoca vitalidad y energía, elevando la autoestima
Además: se han comprobados su beneficios frente a la fibromialgia y el síndrome de la fatiga crónica. Y en las terapias de entrenamiento para deportistas.

Continúa leyendo