Los mejores alimentos para preparar la piel para el sol

¿Sabías que existen algunos alimentos que ayudan a preparar la piel para tomar el sol? Están repletos de vitaminas y antioxidantes que son de mucha ayuda.

Ahora que ya están presentes los primeros rayos de sol, y comienza a hacer mejor tiempo, es normal que nos apetezca pasar más tiempo al aire libre, sobre todo cuando tenemos acceso a la playa o a la piscina. El sol, de hecho, es muy bueno para mejorar nuestro estado de ánimo y para nuestra salud en general, dado que nos ayuda a fijar ciertas vitaminas en nuestro organismo.

Pero después de tantos meses en casa, al igual que incluso ocurre cada año, es recomendable preparar la piel para el sol, lo que comprende no solo cuidar y tratar la piel para conseguir un bronceado mucho más duradero y uniforme, sino optando también por mantener una alimentación lo más adecuada y nutritiva posible.

Y es que a la hora de preparar naturalmente la piel para el sol es recomendable prepararla de adentro hacia afuera, confiando en ciertos alimentos repletos de vitaminas y minerales que, entre otros interesantes aspectos, son muy buenos para la piel. Pero, ¿cuáles son los más adecuados y recomendables? Te los descubrimos.

Zanahorias

Las zanahorias son muy conocidas por las distintas cualidades que ofrece en el cuidado de la piel, ya que están repletas de carotenoides. Y los estudios muestran que son muy útiles a la hora de disminuir la intensidad de las quemaduras solares.

Además, se ha demostrado que pueden ser de bastante ayuda a la hora de aumentar, reforzar y alargar el bronceado natural.

Tomates

El licopeno, un antioxidante, es la razón principal por la que los tomates presentan un característico y llamativo color rojo, lo que hace también que sean tan buenos y beneficiosos para la piel.

El licopeno, de hecho, tiende a concentrarse en el jugo, la pasta y la salsa casera de tomate. No en vano, un estudio llevado a cabo en Londres encontró que las mujeres que seguían una dieta rica en tomates observaban cómo se reducía el enrojecimiento de la piel después de la exposición al sol, registrando además menos daño por los rayos ultravioleta.

Por otro lado, también se cree que el licopeno, que también encontramos en otros alimentos como el pomelo rosado, la col roja o la sandía, son de muchísima ayuda a la hora de mantener la piel perfectamente joven.

Mientras que también contiene vitamina C, que, como hemos visto, ayuda a combatir la formación de radicales libres tan implicados en el envejecimiento de la piel.

Pimientos rojos

Los pimientos rojos tienden a proporcionar prácticamente los mismos beneficios que encontramos en las zanahorias y en los tomates, ayudando por tanto positivamente a la hora de mantener la piel mucho más hermosa.

Por ejemplo, también contienen licopeno y betacaroteno, útiles como ya hemos visto para proteger la piel del daño causado por la radiación ultravioleta, y para disminuir la intensidad de las quemaduras solares.

Espinacas

Espinacas para la piel
Foto: Istock

Las espinacas se caracterizan, es cierto, por ser un alimento menos conocido cuando pensamos en la piel, pero la realidad es que prácticamente todas las verduras y vegetales de hoja verde, como las coles de Bruselas, lechugas, coles y acelgas se caracterizan por ser las principales fuentes de luteína y zeaxantina, dos antioxidantes capaces de inhibir el crecimiento celular originado por la radiación ultravioleta.

En el caso particular de las espinacas, además, también proporcionan betacaroteno, que es de utilidad a la hora de preparar la piel para la exposición al sol, aumentando a su vez el bronceado natural.

Contiene igualmente vitamina C, que previene el daño del ADN, disminuye los efectos antiinflamatorios y protege la piel del daño causado por los rayos ultravioleta.

Fresas

Las fresas cuentan con una doble función. En primer lugar, son de muchísima ayuda a la hora de proteger la piel contra las quemaduras solares. Además, poseen un alto contenido en vitamina C, ideal para reducir la acción negativa de los radicales libres, que intervienen en la formación de enfermedades crónicas, como el cáncer, y algunos de los principales signos del envejecimiento prematuro.

También son ricas en taninos, que ayudan a reducir el dolor causado por las quemaduras solares. 

Aunque podemos incluir una buena ración de fresas como postre nutritivo y exquisito, también es posible aplicarlas sobre la piel frotando su pulpa triturada en las áreas quemadas por el sol. Proporcionarán un alivio rápido y cien por cien natural.

Cítricos

De acuerdo a un estudio llevado a cabo por la Universidad de Arizona, en el que participaron 470 mujeres y hombres, los cítricos son muy ricos en vitamina C y en limoneno, un principio activo que se asocia con un 34 por ciento menos de riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Eso sí, es necesario tener especial cuidado a la hora de manipular limones o limas antes de exponernos al sol, ya que en caso de dejarlo sobre la piel podríamos correr el riesgo de sufrir quemaduras solares.

¿Lo mejor? Incluir cítricos en nuestra alimentación diaria, optando por deliciosas macedonias de frutas donde el limón, la naranja o la lima cuenten con un papel protagonista.

Granadas

Al igual que los cítricos, las granadas también cuentan con un alto contenido en antioxidantes, incluyendo el ácido elágico, que puede ser de mucha ayuda a la hora de proteger la piel contra el daño celular causado por los rayos ultravioleta UVA y UVB.

No en vano, un estudio encontró que cuando el extracto de granada era utilizado como un ingrediente activo más en el protector solar, esta combinación era capaz de aumentar la efectividad del factor de protección solar (SPF) en un 20 por ciento.

Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo