Maquillaje a prueba de agua

No tienes que renunciar al maquillaje cuando vayas a la playa o a la piscina. Te desvelamos los mejores productos para un acabado perfecto.

¿Quién dijo que a la playa hay que ir con la cara lavada? Si eres de las que adoran ir maquilladas incluso ahí, apunta los siguientes consejos para disfrutar de un chapuzón sin sorpresas. Báñate sin preocupaciones y mantén el color a raya.

 

Rostro

 

Uno de los mandamientos sobre el maquillaje en la playa es: píntate antes de salir de casa, pero nada de retoques en la arena. Así que toca salir ya preparada con los productos long-lasting aplicados. Si además vas a estar en remojo, deja a un lado la brocha y el colorete de siempre y opta por uno en versión crema o compacto en barra. Te asegurarás un rubor natural intacto y duradero. ¿Lo más importante? Suma fotoprotección a la de la propia base mezclando una ultraligera con la crema solar.

 

Labios

 

Hay multitud de labiales resistentes al agua, así que podrás elegir entre decenas de colores, texturas y formatos. ¿Con cuál me quedo? Sin duda, con los que ofrezcan hidratación con un tacto nada pegajoso y dejando un leve efecto wet en la sonrisa. ¿Y el color? No te alejes de tu tono natural. El coral nunca falla. ¿Un truco? Dos opciones: o aplicar un preparador antes de colorear o un fijador después del labial.

 

Ojos

 

No huyas del tecnicolor. Los nuevos pigmentos están formulados con grasas, aceites o ceras capaces de formar una capa lipídica hidrófoba (repele el agua). ¡Olvídate de esos feos chorretones que aparecían al salir del agua! ¿Qué formato es mejor? Huye de los polvos, bajo el agua son preferibles las texturas en gel y las sombras en lápiz. Se adhieren mejor y son más duraderas.

 

¿Y tomar el sol?

 

“No es recomendable tomar el sol con una base demasiado cubriente, ya que aumenta el riesgo de padecer alergias y fotodermatosis en la piel”, afirma Inmaculada Canterla, farmacéutica experta en dermocosmética. “Siempre que se tome el sol debe ser con la piel limpia, con el factor de protección adecuado a cada necesidad, y reaplicarlo cada 2 horas”.

Continúa leyendo