Maquillaje en el gimnasio

El maquillaje en el gimnasio está totalmente desaconsejado, pero hay alternativas para las más presumidas.

El maquillaje en el gimnasio está totalmente desaconsejado, pero hay alternativas para las más presumidas.

 

Si eres de las que entrena en el gym, más de una vez habrás visto salir a alguna de tus compañeras de la clase de spinning o de zumba con el maquillaje corrido alrededor de los ojos en modo oso panda o con toda la cara llena de churretes. ¿Es mera coquetería? ¿O es que no les da tiempo a desmaquillarse porque va directa de la oficina a clase?

 

Que el maquillaje en el gimnasio, para salir a correr o bailar está totalmente desaconsejado lo sabemos y no es solo por la cuestión estética de los churretes, es que es contraproducente para la salud de la piel. El sudor es un mecanismo propio del organismo para regular la temperatura. Si la temperatura del cuerpo aumenta, el cerebro manda una orden para que se mantenga estable y esto se consigue a través del sudor. El agua se evapora por los poros de la piel que se dilatan.

 

¿Qué ocurre si llevamos maquillaje?

Que al sudar el producto penetra por los poros abiertos y los obstruye, lo que termina por favorecer la aparición de puntos negros y espinillas. Lo mejor es entrenar con la cara bien limpia, libre de restos de maquillaje, e hidratada con una fórmula ligera que se absorba y penetre bien (por ejemplo, con un serum).

 

Si no te da tiempo a desmaquillarte antes de entrenar, lo menos que puedes hacer es acordarte de llevar un paquete de toallitas en la bolsa del gimnasio y retirarte algo de producto. No es lo mejor, pero es más que nada.

Recomendaciones

Aún así, hay mujeres a las que les cuesta ir al gimnasio sin maquillaje, porque se ven poco favorecidas con los efectos del esfuerzo físico en el rostro. Si es tu caso, debes saber que hay algunas alternativas. Por ejemplo, prescinde de la base de maquillaje, pero opta por una fórmula en BB Cream, que humecta la piel, le otorga algo de color y es mucho más ligera, de modo que no obstruye el poro.

 

Puedes también utilizar algo de máscara, pero que sea una capa ligera, en fórmula waterproof y aplicada solo en las puntas de las pestañas. Será suficiente para abrir un poco la mirada.

 

Para terminar, piensa que el colorete no hace falta porque, en cuanto empieces a moverte, el rubor natural se va a instalar en tus mejillas.

 

Y si entrenas al aire libre (si haces running, por ejemplo), nunca olvides el SPF, ahora hay fórmulas muy ligeras que se absorben de manera casi instantánea y no dejan rastros blancos ni se derriten sobre el rostro al comenzar a sudar.

 

Cuando termines la sesión, vuelve a limpiarte la piel. Un agua micelar será la fórmula perfecta para ese momento.

Continúa leyendo