¡Mímate con Aceites Esenciales!

Los aceites esenciales son todo un regalo de la naturaleza para nuestro bienestar y calidad de vida. Actúan tanto en solitario como combinados, lo que potencia la sinergia de su efecto. Toma nota de cómo puedes disfrutar de ellos en casa:
-Vahos para respirar mejor: puedes añadir hierbas como el eucalipto, la menta, la lavanda, el romero, el tomillo, etc. al agua hirviendo. te irá bien para despejar las vías respiratorias altas.
-Champús aromáticos: vierte  6 gotas de aceite esencial en 4 cucharadas de champú. Para el pelo seco: ylang-ylang o romero; para cabello normal: manzanilla, geranio o lavanda; para pelo graso: eucalipto o limón.
-Masaje depurativo: añade 1 gota de aceite esencial de hinojo y 2 de enebro (tiene propiedades purificadoras y deportivas) a  1 cucharada de aceite de almendras. Fricciona la piel con movimientos circulares. Te ayudará a eliminar toxinas.
-Crema para nutrir el cutis: mezclar 1 cucharada de miel y 1 yema de huevo con un poco de harina de avena. Aplícalo sobre la cara y retíralo con agua templada.  Después, pásate unos algodones empapados en agua de rosas. Te irá bien para tonificar, hidratar y relajar la piel de la cara.
-Exfoliante natural: mezclar 3 cucharadas de almendras molidas, harina de avena, sal marina gruesa y piel de naranja rallada muy fina. Si le agregas 3 gotas de aceite esencial de pomelo, resultará más eficaz y aromático. Además de estimular el riego sanguíneo, limpia y regenera las células de la piel.
-Suavizante de pies: sumérgelos 10 minutos en agua caliente y frótate los talones con piedra pómez. Aplícate vaselina y ponte calcetines de algodón al acostarte. Para los pies cansados: incorpora unas gotas de aceite de menta. Hidrata y repara las grietas y activa la circulación.

Continúa leyendo