Peinados para disimular un pelo graso

Ir bien peinada es posible, incluso si tienes el pelo graso. Te damos algunas ideas.

Ir bien peinada es posible, incluso si tienes el pelo graso. El exceso de sebo impide el movimiento del cabello, aplasta la raíz y le da al pelo un aspecto sucio muy poco estético. Pero tenemos buenas noticias: hay opciones para disimular este problema. Estas son nuestras propuestas.

 

Sin raya

Utiliza un champú en seco para desengrasar el cuero cabelludo y la raíz. Así conseguirás también crear volumen. Aplica espuma de medios a puntas si tu pelo es ondulado o rizado, o bien laca si lo tienes liso. "Esto permite moldear el cabello y posicionarlo de un lado a otro eliminando rayas notables y aplastadas", explica Jean Marie Chazot, director de Camille Albane en Puerto Banús.

 

Un truco: si no tienes champú en seco, puedes usar talco para bebés (imagen: Chloé). Aquí puedes consultar otras soluciones para pelo graso.

Semirrecogido

Los recogidos siempre son una buena opción para el cabello graso, pero esta vez queremos un acabado algo desenfadado. Empieza con el champú en seco, haciendo hincapié en el contorno y evitando la coronilla y la nuca. Hazte una coleta y divídela en dos o tres mechones. "Cárdalos de la raíz a las puntas y, sin peinarlos, enróscalos alrededor de la coleta. Fija con unas horquillas y laca", detalla Chazot.

 

Y si quieres con tupé: al hacer la coleta, puedes retirar una porción de pelo frontal a modo de flequillo. Cárdalo y crea un tupé que acabe junto con la coleta (imagen: Dolce&Gabbana).

Ondas de playa

"Para conseguir un efecto natural de pelo ondulado de playa, trata de hacerlo con la plancha, trazando movimientos alternos hacia arriba y hacia abajo para crear las ondas", apunta Giuseppe Sciannimanico, codirector de Green Hair&Beauty en Madrid.

 

Alternativa: para las poco mañosas, otro método es hacerse unas trenzas no muy apretadas y pasarles calor con la ayuda de la plancha. Cuando las sueltes, aparecerán las ondas (imagen: Osman).

Moño clásico

Alisa el pelo y haz una coleta apretada en la nuca con la raya en medio. "Gira el pelo en el sentido de las agujas del reloj y asegura con horquillas", explica Antonio del Corral, global ambassador de Moroccanoil.

 

Otra opción es el moño italiano."Lleva todo el cabello hacia un lateral, sujétalo con clips y haz un rulo vertical hacia el lado contrario", propone Álex Aznar, director de Dessange Puerto Banús. (imagen: Marchesa. Foto: David Weber para Moroccanoil).

Trenza corona

Separa el pelo en dos partes, anuda un moño en la coronilla y deja suelto el resto. Separa un mechón a la altura de la oreja y comienza una trenza, añadiendo un mechón nuevo cada vez. "Cuanto más avance la trenza, más pelo debes añadir, bajando hacia la nuca y subiendo por el otro lado, para crear una corona. Sujeta con horquillas", apunta Mamen Almela, codirectora de Green Hair&Beauty. Suelta el pelo que habías recogido y haz otra trenza. Añádela a la corona inicial.

 

Solución: recogidos como este son perfectos si no tienes tiempo de lavarte el pelo y vas a salir (imagen: Mara Hoffman).

También te puede interesar:

Continúa leyendo