Pelo, ¡quiero más volumen!

No es casual el desembarco masivo de productos capilares especializados en crear volumen, ni la llegada de las herramientas de peinado especializadas en lograr este efecto. Todas las melenas, sin excepción, reclaman un plus de cuerpo y movimiento.

Lo que se anticipaba como una tendencia capilar más desde hace unos meses es ya una realidad absoluta. El volumen es el único efecto válido para las melenas más cool. Superlativo o discretamente insinuado; controlado o informal; en liso y en rizado; en corto y en extra large... Las melenas escurridas han pasado a la historia y el volumen es el acabado perseguido por los estilistas de renombre, por las firmas cosméticas a la caza del ingrediente capaz de engrosar la fibra capilar y por la consumidora final, que busca herramientas de peinado capaces de crear volúmenes infinitos. El reto comienza en el momento del lavado (con productos especializados en dar cuerpo y fuerza a los cabellos más desvitalizados) y termina en el tocador, con planchas y secadores de nueva generación que elevan el ánimo capilar y con líneas de fijación especialistas en este objetivo. Pero hay más vías. Cuatro de los mejores estilistas del país nos dan, en exclusiva, las claves para sacar volumen en las situaciones más desfavorables, demuestran que el cardado no es el único camino, y cómo el corte o el color también permiten crearlo.


Capas: el efecto óptico

Es imposible, a no ser que se recurra a un cardado contundente y a ocho litros de laca, crear movimiento cuando la base es una melena de longitud uniforme y capas enteras. El peluquero Michel Meyer nos recuerda la importancia de un corte adecuado a la hora de conseguir una melena voluminosa. ¿El más acertado? “Lo importante es crear capas estratégicas y bien definidas que multipliquen el volumen del pelo. A la hora de peinarlo, hay que secar el cabello boca abajo y, si queremos lograr un efecto liso, habrá que hacerlo estirándolo con los dedos y arrugándolo con las yemas de los dedos si lo queremos con más movimiento”, señala este estilista.


Color con doble intención

Para la estilista Yolanda Aberasturi, el color es la pieza maestra. “El tono de las diferentes zonas debería trabajarse con armonía y en un degradado gradual de más oscuro a más claro o viceversa. Es el efecto de las diferentes tonalidades el que aporta más volumen, y son especialmente recomendables los bitonos que hacemos en nuestros salones sobre las mechas batidas en tres colores”. Cada gama tiene su propio secreto. Como señala la experta, “para los rubios aplicamos pinceladas y mechas en rubio claro, marrón y avellana; para la gama de los rojos, mechas o reflejos en caobas, marrones y cobrizos… La fórmula que aporta más volumen es la de aplicar mechas de tres tonos en las zonas superior o lateral de la cabeza, dependiendo de la forma del cráneo y de lo que favorezca al estilo del peinado”.


Esta melena tiene truco

El peluquero Alberto Cerdán nos explica cómo crear volumen en casa, cuando el cabello es fino y lacio. Como él señala, hay tres herramientas básicas e imprescindibles: “Un producto amplificador de raíces, un peine tridimensional y un espray de volumen sin alcohol”. En cuanto al procedimiento a seguir, no es complicado. “Hay que lavarse el cabello con un champú especial para volumen y está completamente prohibido utilizar suavizante. Después, sobre el cabello mojado, hay que aplicar el amplificador por las raíces y los bordes y después por el resto del cabello (como si se tratara de un tinte). Con el peine tridimensional se peina el cabello (en contradirección), girándolo hacia arriba para obtener volumen en las raíces. Paramos cuando el 50% del cabello está seco y la raíz lo está al 100%, para peinarlo de forma habitual con un cepillo no metálico (para que el calor no se quede en el cabello) y siempre cogiendo la cantidad del cabello proporcional al diámetro del peine. Después de dar forma, toca colocar la cabeza hacia abajo y aplicar el espray de volumen de manera zonal (abriendo las raíces). Con este método, los cabellos sin volumen se convertirán en unos de talla XXL”.


Medidas de emergencia

Pero, ¿qué hacer cuando el cabello es pobre, fino, frágil y excesivamente lacio? Siempre hay salidas dignas. El peluquero Pascual nos da una serie de medidas de emergencia para lograr volumen en las situaciones más difíciles. Como él explica: “Si tienes el pelo corto, tus manos son las mejores aliadas para conseguir volumen. Muévelas sobre las raíces del cabello húmedo con un masaje vigoroso y en todas las direcciones, y después péinalo con los dedos”. En esta y otras longitudes de cabello, la laca es el toque final que fija a la perfección el peinado. Como explica el estilista: “Aporta un volumen máximo cuando se aplica directamente mechón a mechón, y si queremos un resultado más natural, este se consigue con la melena boca abajo y pulverizándola con un movimiento rápido. Siempre recomiendo aplicar laca sobre los mechones de la coronilla y, después, cardar ligeramente la raíz para conseguir un volumen extra en la parte alta de la cabeza, que tanto favorece”. ¿Más opciones? Sí. Rescatar los rulos del baúl de los recuerdos es una estupenda alternativa para subir el volumen en un tiempo récord. “Humedece el pelo en la zona de la coronilla y coloca cuatro o cinco rulos, da unas pasadas rápidas de calor con el secador y espera unos minutos hasta que se enfríen. Después, retíralos y descubre cómo el volumen hace acto de presencia”. En cuanto a técnicas más “drásticas”, Pascual recomienda recurrir al ahuecado, “un moldeador específico para levantar la raíz, especialmente recomendado en el caso del cabello fino y pegado sin gracia al cuero cabelludo”  y, por supuesto, a las extensiones,  “una estupenda opción para conseguir cuerpo y volumen en la melena”


Amplificadores cosméticos

Hace dos años el reclamo “curls” era el que determinaba cuáles iban a ser los best-seller capilares. La pasada temporada era la leyenda “straight” en el envase de un producto la que garantizaba el éxito de ventas. Este año, la palabra mágica es “volume”.  Fórmulas densificadoras que “engordan” el pelo desde el interior aumentando su contorno,  ingredientes que refuerzan el cemento intracelular del cabello y productos de fijación capaces de levantar las raíces con altivez son los que se llevan últimamente los premios del publico y la crítica.



De compras:
1. Tónico Volumizante Volu-Mist Boosting, de Davines, 22,50 €.
2. Champú Total Repair, de Elvive, 4,15 €.
3. Spray de raíces Volume Expand, de L´Oréal Professionnel, 15,50 €.
4. Acondicionador Lift-up Care, de Marlies Möller, 28 €.
5. Volumizing Clay Conditioner de la línea Pure Abundance, deAveda, 23,50 €.
6. Hair Growth Fortifying Tonic, de la línea Hairtherapy de Schwarzkopf, 54,90 €.
7. Loción de Peinado Luxurious Volume, de John Frieda, 9,69 €.
8. Lait Tonifiant Volumintense, de Kérastase, 16,70 €.
9. Spray voluminizador de raíces Amplify Wonder Boost, de Matrix, 12,90 €.
10. Espuma Volumen con Movimiento, de Pantene, 4,35 €.

Por: Marta Cámara.

También te puede interesar:

Continúa leyendo