Piel de Invierno, cuidados extras

Cuando bajan las temperaturas hay que cuidar la piel de forma adecuada para que el frío no le perjudique. Felicidad Carrera nos da una serie de consejos para cuidar la piel en invierno, con especial incidencia en la limpieza e hidratación.
La pérdida de hidratación es la alteración más frecuente en esta época. El frío provoca una gran deshidratación cutánea, debido a la vasoconstricción de los capilares que éste provoca, se ralentiza la renovación celular, por tanto la capa formada por las células muertas aumenta e impide que la secreción sebácea llegue con facilidad a la superficie a lubricar y nutrir la epidermis, dejándola seca y sensible. Además la humedad  del ambiente baja a causa de la calefacción y provoca la evaporación del agua de la piel.
La deshidratación trae consigo pérdida de elasticidad y arrugas. Pueden aparecer descamaciones por el exceso de deshidratación o incluso rojeces en las mejillas debido a los cambios bruscos de temperatura.
La limpieza diaria es el primer paso. Limpiar el rostro a diario contribuye a potenciar la efectividad de los productos que apliquemos después y a tener una piel más sana y cuidada. Felicidad recomenda un ritual de doble limpieza dos veces al día para  eliminar la suciedad provocada por la contaminación y el polvo, así como los restos de cosméticos, las secreciones de la propia piel ( sudor, grasa) y las células muertas. Para el primer paso usaremos texturas en forma de leche limpiadora o aceites hidrófilos. Limpian en superficie además de tener una fase externa oleosa que respeta la barrera natural de hidratación y retira todas las impurezas liposolubles. Para limpiar en profundidad, haremos un segundo paso con un producto que incluya componentes detergentes suaves para eliminar las impurezas hidrosolubles. Espuma, gel o emulsión de fase externa acuosa que incluyen en su formulación syndets o tensioactivos suaves para limpiar la piel en profundidad.
Hidratar y/o nutrir: Es importante aplicar mayor cantidad de crema hidratante y, si se tiene la piel muy seca, repetir la aplicación dos o tres veces al día. En casos en los que las pieles están especialmente secas o atípicas o cuando vamos a acudir a la montaña o a algún lugar muy frío, es recomendable utilizar una crema nutritiva sobre la hidratante.
Contorno de ojos. En invierno es básico porque la piel de esta zona es más sensible  a la deshidratación, para protegerla del frío y del viento sería recomendable utilizar, también en invierno, gafas de sol para salir a la intemperie.
Regenerar. Como consecuencia del menor aporte de oxígeno y nutrientes a la piel se ralentizan los procesos de regeneración, por lo que debemos ayudarla a renovarse con cosméticos específicos. Recordemos que la piel se regenera sobre todo por la noche, así que es conveniente aplicar estos productos antes de acostarse.
Proteger: Debemos protegernos también de los rayos UV aunque no haya sol.

Continúa leyendo