Piel. ¡Plan Renove en Marcha!

Cuando el tono dorado de las vacaciones comienza a desvanecerse, la piel reaparece sin luz, cetrina, con el poro más dilatado, deshidratada...  Hazte con un buen neceser de 'primeros auxilios' para salir del paso y toma nota de los 10 imprescindible sque necesita tu piel. El plan renove de la piel ¡ya está en marcha!

1. Exfoliar.  Piel de estreno (Partículas mágicas).
Uno de los tratamientos más solicitados a la vuelta de las vacaciones en las consultas de los dermatólogos es el peeling. Bien en el centro de belleza o en casa, una exfoliación superficial a conciencia es la opción menos invasiva y más eficaz para 'ir de estreno'. El peeling inhibe los efectos del envejecimiento, tanto el provocado por el sol como el que forma parte de un proceso natural (el colágeno, responsable de la firmeza de los tejidos, disminuye un 1% cada año a partir de los 25). Además, aumenta la oxigenación, refina la piel, alisa e ilumina. Utiliza un tratamiento exfoliante una vez por semana, durante un mes. Dermoabrasión Anti-Âge, de Darphin (59 E), contiene finas partículas de polvo de perlas.
El plus: recuerda que la cara no termina en la barbilla, sino en el escote. Amplifica el radio de acción de tus tratamientos.

2. Reanimar.  Cura 'detox' (Cosmética energizante).
Después del sol, el rostro pide vida para eliminar la fatiga que las radiaciones solares producen en la piel y que se traduce en pérdida de luminosidad, tono cetrino, poros visibles, textura áspera... La energía es la llave para combatir todo esto. Te la proporcionamos en forma de cremas y tratamientos que te cambiarán la cara. Hasta hace poco, las mujeres de 30 a 40 años no encontraban un producto ideal y tenían que elegir entre un tratamiento antiedad o una hidratante, pero ahora los laboratorios se han 'puesto las pilas' con el objetivo de encontrar fórmulas ultraefectivas para borrar los signos de la piel cansada, como el suero Elixir 7.9, de la firma Yves Rocher (30 €), que es el primer potenciador de la juventud que devuelve toda la energía al rostro.

3. Nutrir.  Hidratación extrema. (Cremas milagro).
El sol, el calor, el salitre del mar y el estrés propio de las vacaciones (salidas, comidas fuera de casa, alcohol...) acentúan la pérdida de agua de la piel y aceleran el envejecimiento y la aparición de arrugas. El plan exige hidratarse por dentro, bebiendo 2 litros de agua al día, y por fuera, para que la piel recupere su manto hidrolipídico. Génifique Nutrics, de Lancôme (76,30 €), es el arma más revolucionaria contra la sequedad, ya que contiene un complejo activo que 'enciende' la actividad de los genes y estimula la producción de proteínas, dando como resultado una piel sin señales de sequedad.

4. Regenerar.  Labios agrietados. (Directo al problema).
El contorno de los labios, junto al de los ojos, es la zona que más sufre en vacaciones. La boca se seca, se agrieta, e incluso pueden aparecer pequeñas heridas o herpes. La razón de su vulnerabilidad es que la piel de los labios es muy fina y además no posee glándulas sebáceas. Pero la parte positiva es que reacciona rápido a cualquier cuidado extra que le des. Aplica todos los días, varias veces, el bálsamo de alta nutrición y protección Beurre de Lèvres, de Biotherm (10,95 €).
El plus: una dosis de bálsamo debajo del gloss o de la barra te asegura resultados mejores y más duraderos.

5. Unificar. Borrar las huellas. (Tratamientos casi médicos).
Muy pocas mujeres se libran de las hiperpigmentaciones y las odiosas manchas en el rostro tras las reiteradas exposiciones al sol; un problema que aumenta a partir de los 35 años y que se convierte en el segundo indicador de la edad, según los expertos. Un tratamiento eficaz y mucha constancia en su aplicación son los secretos del éxito. Even Better Clinical Dark Spot Corrector, de Clinique (84 €), hace desaparecer las manchas e iguala el tono de la piel gracias a un complejo único, similar al usado por los dermatólogos.
El plus: antes de salir a la calle, aplícate todos los días un protector solar SPF 50.

6. Rejuvenecer.  Guerra a las arrugas. (En vertical).
Los sérums son los cosméticos de última generación. Lociones ligeras con alta concentración en activos que van directos a la arruga. Sigue la línea y preocúpate también de las arrugas verticales, que aparecen en el entrecejo, sobre el labio superior, en el escote y/o en el cuello. Shiseido ha conseguido incorporar la mayor concentración posible del más potente inhibidor del envejecimiento de la piel en Ultimate Regenerating Serum, de la línea Future Solution LX (280 €).
El plus: si las arrugas son muy profundas, puedes disimularlas con un lápiz rellenador.

7. Descansar.  Miradas. (Doble acción).
La piel del contorno de los ojos es extremadamente fina, apenas 0,5 mm, lo cual la expone en primera línea a ataques medioambientales. La epidermis se relaja prematuramente y la mirada parece más cansada. Por un efecto óptico, las bolsas y las ojeras se acentúan mutuamente: las bolsas resaltan la sombra de las ojeras, mientras que éstas subrayan y dan relieve a las primeras. Capture Totale Flash Défatigant Regard, de Dior (98,29 €), lucha contra ambos problemas.

8. Adelgazar. A la medida. (Combate la grasa).
¿Has ganado peso este verano? No te alteres, le sucede a más del 50% de las mujeres durante las vacaciones. La grasa reciente se elimina con más facilidad que la ya instalada. El plan de ataque debe ser rápido y directo: dieta, ejercicio y un tratamiento específico para la grasa localizada. Abdomen, caderas y muslos son las zonas más resistentes... y las que más necesitan de un tratamiento adecuado. Incluye en tu neceser un complemento alimentario que te ayude, como el reductor de grasas Topslim, de Oenobiol (26,50 €/ 14 sobres).

9. Prolongar. Piel radiante. (En clave de sol).
La mejor manera de conservar el moreno es acentuarlo con un toque de sol 'de mentira'. Hablamos de las leches corporales hidratantes que tienen un 'efecto bronceado' natural y progresivo, que se intensifica aplicación tras aplicación. No se trata de autobronceadores al uso, sino de productos que aportan color y mantienen el ya existente gradualmente, como Hydrasun Touch, de Germaine de Capuccini (33 €).
El plus: existen también productos específicos para broncear progresivamente el rostro.

10. Reparar.  Cabellos de seda. (Oleocosmética).
También el cabello se merece un trato especial tras el verano. Recuperar el brillo y la suavidad es el principal objetivo. Ahora puedes personalizar tu tratamiento capilar en función de tus necesidades del momento con los concentrados Fusio-Dose, de Kérastase (en salones de peluquería).
El plus: también en casa, ayuda a tu melena a recuperarse con un tratamiento de choque a base de potentes mascarillas.

QUÉ HACER A LOS...
-30: lograr el 'efecto buena cara'.
Cuando tengas un mal día, utiliza siempre un sérum antiedad debajo del maquillaje. Nuestro consejo
es que te olvides de la base, que suele acentuar las arrugas y los síntomas de cansancio, y te apliques una hidratante con color. Luego, un toque de corrector, una pizca de colorete y un brillo de labios con un poco de tono. En los ojos, un toque de máscara de pestañas... ¡y lista!

-40: más Vitamina C.
A partir de esa edad, el sol es tu peor enemigo. Por su culpa, la capa córnea se hace más gruesa, el colágeno y la elastina se deterioran y, con el tiempo, surgen arrugas y manchas en la piel. En este caso, necesitas una cura de luz: la vitamina C es tu gran aliada. Este antioxidante natural mejora la textura de la piel, reduce la hiperpigmentación y aporta un plus de luminosidad.

-50: luchar contra la flacidez.
¿Qué es lo que más temen las mujeres al envejecer? Es la pregunta que ha hecho Dior a más de 2.000 mujeres europeas. Y la respuesta ha sido clara: más que las arrugas, a partir de los 45 años lo que nos preocupa es la flacidez (38 %). No te lo pienses y añade a tus cuidados diarios (mañana y noche) un sérum ultrarreafirmante.

Por: Marián Vilá.

Continúa leyendo