Pieles con alta sensibilidad

Una piel intolerante también sufre los estragos del paso del tiempo. Descubre opciones antiedad que además tienen un claro efecto calmante y reparador.

Pieles con alta sensibilidad

La mitad de las españolas afirma tener la piel sensible. Una fragilidad de la barrera cutánea que se traduce en picor, escozor, tirantez, calor y aparición de rojeces. ¿Qué la propicia? Hay múltiples factores que pueden provocar su aparición o agravamiento. Estos pueden ser externos, como los cambios de temperatura, la radiación solar, la incidencia de los agentes contaminantes, el uso de cosméticos inadecuados o el seguimiento de tratamientos en cabina agresivos; pero también se ve afectada por los internos: estrés, una dieta deficitaria o falta de descanso. Además, a estos problemas se suma su particular debilidad ante el envejecimiento. ¿Se puede luchar contra todo?

Sigue una rutina multiacción

La mejor manera de batallar contra la sensibilidad cutánea y el envejecimiento es adoptar una ritual que comprenda: limpieza, hidratación, tonificación y blindaje solar. Para el primer paso elige un producto de higiene sin jabón ni detergente. Una vez limpia la piel, se puede vaporizar el rostro con agua termal o con un tónico de acción calmante y suavizante. A la hora de hidratar, elige un producto respetuoso, hipoalergénico, testado bajo control dermatológico, apto para pieles sensibles pero con acción antiedad como Revitalift Cicacrem de L’Oréal Paris. Esta crema reparadora antiedad de día está concebida para hidratar, corregir arrugas, reparar la barrera protectora de la piel y restaurar la elasticidad.

El broche final. Lo más aconsejable es utilizar un fotoprotector de amplio espectro los 365 días del año. Elige uno que contenga ‘filtros físicos’ (sustancias que reflejan la luz solar como un espejo y no absorben la radiación) porque son menos irritantes.

También te puede interesar:

La combinación perfecta

La combinación perfecta

Revitalift Cicacrem de L’Oréal Paris es el cuidado diario ideal para reparar las huellas de la edad y aliviar los síntomas de una piel sensible. ¿Quieres saber más?

Con centella asiática. Se trata de una planta asiática utilizada por la medicina tradicional china. Es también conocida como hierba tigre porque cuenta la leyenda que estos mamíferos se revolcaban en ella para calmar y reparar sus heridas. L’Oréal Paris ha descubierto que su extracto es eficaz para reducir signos del envejecimiento de la piel.

Una fórmula respetuosa. Está concebida para cuidar las pieles sensibles que tienden a tener rojeces o a irritarse con facilidad. Además, el estudio de su tolerancia ha sido supervisado por un dermatólogo.

Sus beneficios. Combate las arrugas, mejora la producción de colágeno y reconstruye la barrera protectora de la piel.

Revitalift

Otros gestos que funcionan

Es fundamental prestar atención a todos los productos que utilices (incluido el maquillaje), según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Evita los conservantes y las fragancias, que no solo se emplean en las colonias, sino en casi todos los cosméticos para dar una sensación agradable. También es básico cuidar la dieta.

Toma alimentos ricos en antioxidantes que frenan el daño oxidativo, cuida la ingesta de proteínas (es un componente esencial de piel, pelo y uñas) y de grasas buenas (contribuyen a restaurar la barrera hidrolipídica y a bajar la inflamación) y potencia los alimentos ricos en zinc y selenio para reducir las rojeces. ¿Y qué platos evitar? Las comidas picantes o especiadas, por su efecto vasodilatador.

Hábitos tóxicos. El tabaco y el alcohol aumentan los radicales libres (responsables del envejecimiento prematuro) y dañan el manto hidrolipídico, haciendo que la piel se vuelva más seca, fina y susceptible.

#skinsaver valor en alza

Qué esconde esta etiqueta. Las mujeres somos cada vez más selectivas con respecto al cuidado de la piel, buscamos tratamientos de alta tolerancia que no resulten nocivos. De hecho, el hashtag #SkinSaver da visibilidad a esta propuesta que se ha convertido en tendencia en las redes sociales.

Qué productos busca una ‘salvadora’. Aquellos que son naturales y respetuosos con su piel. Formulaciones nada nocivas con ingredientes simples pero potentes.

Eficacia comprobada. Esta simpleza no está reñida con la eficiencia. Suelen ser opciones seguras y de confianza que han pasado pruebas instrumentales realizadas por expertos, confirmadas con un test realizado con consumidoras.

El mapa de la hiperreactividad

Radiografía de una ‘susceptibilidad ’ particular.

Una alteración frecuente. Según la AEDV, una de cada tres personas tiene la piel sensible y presenta síntomas como rojeces o eccemas.

La sufren más ellas. Casi todos los estudios señalan que las mujeres son las que con mayor frecuencia se quejan de tener la piel sensible.

Cuestión de edad. Se ha comprobado que el tejido cutáneo de los adultos jóvenes es más reactivo que el de los adultos mayores.

Hay armas adecuadas. En el mercado existen productos formulados pensando en las pieles más delicadas, que además incluyen activos antiedad para combatir arrugas y la falta de flexibilidad.

Refleja las emociones. El estrés, un ritmo de vida frenético y los nervios hacen que la piel pierda su calma y le cueste soportar un día malo. ¿La consecuencia? Se liberan hormonas (adrenalina y cortisol) que provocan picor y merman la resistencia cutánea.

CONTINÚA LEYENDO