Ponte Guapa... Mientra Duermes

Tener un sueño reparador no es sólo el mejor tratamiento beauty que existe. Además, mientras descansas, puedes hacer que la cosmética trabaje por ti. Haz la prueba y levántate como una rosa.

ROSTRO
Durante la noche, la piel repara los daños recibidos (rayos UV, polución...) y prepara defensas para responder a las agresiones que puede sufrir con la llegada del nuevo día.
‘Peeling’ nocturno. “Las células se renuevan cada 28 días. Pero, al envejecer, el ciclo se alarga y, en ocasiones, las células muertas no se desprenden por sí solas, engrosando los tejidos y restando luminosidad. ¿La solución? Acudir a los exfoliantes que eliminan impurezas, promueven la oxigenación y favorecen la penetración de tratamientos posteriores”, explica Marta Gamarra, Directora de Formación de Eve Lom, Philip B. y Zelens. ¿Lo último? Los bioexfoliantes que favorecen la descamación natural mientras sueñas.

-‘Scrub’: Over-Night Biological Peel, 46 €, Kiehl’s. Renovador Anti-Manchas Noche, 12,99 €, Garnier. PHA + Bio Peel, 85 €, Zelens.

Efecto bronceado. ¿Quieres estar morena todo el año sin exponer la piel al sol? Mezcla en la palma de la mano el tratamiento de noche con unas gotas de autobronceador. Extiende de forma uniforme sobre cara, cuello y escote. Al día siguiente, ¡voilà! Una piel cuidada y nutrida con un favorecedor tono dorado. ¡Increíble!

-Autobronceador: Addition Concentré Eclat, 25 €, Clarins (de venta en Sephora y El Corte Inglés).


Repara las células. Al caer el sol, se multiplica la división celular y la circulación sanguínea se acelera. “Es un momento privilegiado para reparar las lesiones diurnas, dar un aporte extra de nutrición y estimular la renovación dérmica. Elige cosméticos formulados con varios nutrientes, aceites reparadores, activos que aceleren la producción de colágeno...”, explica Paula Gugliotta, directora y fundadora de Sepai. Además, debemos aprovechar la oscuridad para aplicar aquellos ingredientes que nos hacen fotosensibles, es decir, que se activan con la luz solar y pueden causar irritación, como, por ejemplo, los ácidos (retinol, glicólico, hialurónico…) o algún despigmentante para manchas. ¿Cómo potenciar sus efectos? Aplícatelos con movimientos lentos, circulares y ascendentes, insistiendo en las zonas más castigadas. ¡Desaparecerán los signos de fatiga!

-Cosmética ‘salvavidas’: Cellular Anti-Age, 14,99 €, Nivea. Concentrado Antioxidante Resveratrol B E, 130 €, SkinCeuticals. Prevage Anti-Aging Overnight Cream, 157 €, Elizabeth Arden. Revitalift Láser X3, 19,90 €, L’Oréal Paris.

Regenera y cambia. Diferentes estudios señalan que la recuperación de la dermis alcanza su punto más alto entre la 1 y las 3 h de la madrugada.  ¿Cómo prolongar esta ‘recons-trucción’? Alíate con el sérum. “Los sueros tienen alta concen-tración de activos, que penetran hasta las capas más profundas de la piel y, gracias a su textura ligera, se absorben rápidamente”, aclara Paula Gugliotta. ¿Lo ideal? Aplicarlo sobre el rostro limpio y antes de la crema nutritiva de noche. Así puedes dormir tranquila, mientras potencias tu belleza.

-Sérums ‘extra repair’: Elixir Renovador de la Gama Regenerist, 33,50 €, Olay. Advanced Night Repair, 105,50 € , Estée Lauder. Sérum Invisible, 60 €, Sepai. Radiance Serum Future Solution FX Superior, 306 €, Shiseido. Serum Precioso Siempreviva, 52 €, L’ Occitane (5). EGF Serum, 135 €, Bioeffect. Serenage Serum Vital Nutri-Redensificante, 34,82 €, Avéne.

Adiós imperfecciones. Las horas de sueño también se pueden utilizar para desintoxicar la piel. Si tienes algún granito, espinilla, rojez, falta de uniformidad en el tono, aplica una loción con ácido salicílico, láctico..., y por la mañana habrán disminuido, si no han desaparecido del todo. Además, con los formatos en lápiz, te aseguras una aplicación precisa. ¡Darás en la diana!

-Herramientas purificantes: Pure Skin Spot Killer, 3,79 €, Essence. Clinical Clearing Gel, 31,50 €, Clinique. DermoPurifyer Cover Stick, 10,50 €, Eucerim.

CUERPO
Durante el sueño, puedes luchar contra la pérdida de agua que sufre el organismo y, al mismo tiempo, trabajar para eliminar toxinas y remodelar.
Zonas frágiles a salvo. Cuando acaba el día, la falta de hidratación es especialmente acusada en cuello, escote y pecho. Se trata de zonas cubiertas por una piel fina y con escasas células grasas. ¿Cómo protegerlas? Antes del descanso, masajéalas con una crema específica, que aporte nutrición extra y que esté formulada con aceites esenciales, ácido hialurónico y péptidos (unas potentes moléculas antiedad que facilitan la restauración de la dermis).

-Mimos dos en uno: Progressif Lif Fermeté, tratamiento para cuello y escote, 125 €, Carita.

Reafirma y tonifica. Al caer el sol, el cuerpo sintetiza una mayor cantidad de proteínas. Este fenómeno aumenta la receptividad cutánea. Es entonces cuando los tratamientos ‘posdía’, que borran la antiestética piel de naranja, tienen su gran oportunidad. Antes de irte a la cama, aplica la cosmética remodeladora, masajeando con los puños caderas, nalgas y abdomen. ¡Lo notarás!

-Sin celulitis: Slimming and Firming Gel, 24,95 €, Sephora. Celluli Laser, 50,60 €, Biotherm.

Manos de seda. Aunque tengas prisa por soñar con los angelitos, hay una rutina beauty imprescindible en tu sesión nocturna. Aplica sobre manos y uñas una crema con manteca de karité o  con aceites (nuez, argán, almendras...), activos antiedad e ingredientes antioxidantes. Lo ideal es que cree una fina película protectora que resulte efectiva frente a las agresiones del día a día (detergentes, frío, radiación solar...). ¿La clave para potenciar resultados? Cúbrete las manos con unos guantes de algodón para que la loción penetre mejor por la acción
del calor. Por la mañana, estarán divinas y aterciopeladas.

-‘Cura’ intensiva: Hand Cream SPF 10, 31 € , Eve Lom. Hand Treatment Sensai, 88 €, Kanebo.

Adelgazar, oxigenar y drenar. Mientras descansas, el cuerpo se ‘autorrepara’ y es cuando tiene lugar la renovación celular, lo que hace que la piel esté más receptiva. Es entonces cuando los activos quemagrasas y reductores actúan a sus anchas, pues penetran más. “Al estar tumbados, aumenta el flujo sanguíneo en todas las zonas del cuerpo, lo que facilita una mayor eliminación de líquidos y la oxigenación de los tejidos. Un sueño reparador favorece los mecanismos quemagrasas y el drenaje de residuos”, explica el responsable de Somatoline Cosmetic. Unido al descanso, el experto recomienda darse una ducha, bien antes
de ir a dormir o al despertar, y utilizar un guante de crin junto con un exfoliante corporal. “El agua tibia abre el poro y con el guante retiras las células muertas.
De esta forma, la piel es mas receptiva a  cualquier tratamiento posterior”.

-Cosmética ‘reduce’: Tratamiento Reductor Noche 10, 29,90 € , Somatoline. Concentrado Intensivo Body Slim Destock Night, 44 €, Lierac.

PELO
La noche es un momento privilegiado para tratar la fibra capilar. El aumento del riego sanguíneo te ayuda, y mucho.


Efecto ‘spa’. Aprovecha las horas de sueño para darle a tu cabello un plus de hidratación. Según Nuria Ortiz, Directora de Formación de Laboratorios Lierac y Phyto, “es el momento adecuado, ya que el pelo no está expuesto al viento o al sol y no sufre por cepillados bruscos. Además, el aumento de la temperatura cutánea favorece la penetración de activos en el corazón de la fibra”.  Vaporiza el producto, déjalo reposar y, al despertar, tu cabello lucirá precioso.

-Cosmética ‘rescate’: Secret de Nuit, 30 €, Phyto (1). Huile Prodigieuse, 29,20 €, Nuxe (2).

‘Stop’ caída. Durante el descanso, el cuero cabelludo  absorbe mejor los principios activos de fórmulas anticaída y reguladoras de la grasa. ¿Cómo hacerlos más efectivos? Divide el pelo en mechones, distribuye en la raíz y masajea.

-Con vitaminas y extractos vegetales: Therapie Anti-Chute (126,75 €), La Biosthetique.

Nutrición intensa. Aunque no lo creas, también es posible tratar la melena mientras dormitas. Es la fase perfecta para mimar los cabellos frágiles, apagados, desvitalizados. ¿Qué producto es el adecuado? Uno reparador que equilibre y sanee las cutículas. Ponlo sobre el cabello seco de medios a puntas y envuelve en una toalla a modo de turbante, o cubre con un gorro de baño. Al levantarte, comprobarás que el pelo ha renacido: está suave, nutrido y se desenreda con facilidad. ¿Se puede pedir más?

-Blindaje nocturno: Karité Noche Capilar, nutrición intensa sin aclarado, 26 € , René Furterer. Mascarilla Intensiva para Cabellos Secos Overnight Care, 40 € , Marlies Möller.

Más textura y brillo. “Lo ideal es elegir una fórmula ligera reestructurante, que te permita dormir con comodidad y que trabaje para devolver la brillantez a la melena”, comenta María José Navío, responsable de marketing de Myriam K Paris. ¿Un truco exprés para vagas? Pulveriza de 10 a 15 veces sobre el cabello y peina con los dedos de medios a puntas.

-‘Magic hair’: Renovador Nocturno, 5,49 €, Pantene. Aceite Brasileño con Queratina para Cabello Alisado, 34,50 €, Myriam K.

Cuestión de densidad. Tener un pelo pobre o escaso es motivo de preocupación entre las mujeres. Pero ¿sabes que puedes solucionarlo mientras te amodorras en la cama? Los nuevos sérums bioactivadores reparan las puntas abiertas y  aportan volumen y cuerpo. Aplica y masajea para favorecer la absorción del producto.

-Sérums revitalizantes: Revitalize Therapy,  9,98 €, Skin Method. Energizing Superactive, 74,25 €, Davines.

PIES
¿Tienes los talones agrietados? ¿Durezas debajo de los dedos? Una vez a la semana, antes de deslizarte entre las sábanas, úntate los pies con una crema específica y aumenta su efecto metiéndolos en unos calcetines gruesos o cubriéndolos con unas toallas calientes. De esta forma, el producto penetra más y mejor. Duerme con  los pies cubiertos y disfruta al día siguiente de un tacto de terciopelo.

-Podexine para Pies Secos, 12,08 €, Vichy. Tratamiento Intensivo con Menta, que suaviza callosidades durante el reposo, 12 €, The Body Shop.

8 BUENAS IDEAS PARA… ¡levantárte perfecta!
-Duerme boca arriba. Favorece el descanso; además, combates las arrugas de la cara y del escote. ¡Todo un acierto!

-Usa fundas de almohada de seda, como las celebrities. El rostro se desliza sobre este tejido y las líneas de expresión no se marcan.

-Alíate con la nutricosmética. Los suplementos con triptófano favorecen el descanso y reducen  bolsas y ojeras.

-Cuida tu boca. Pon en los labios una crema con ácido hialurónico.  Al despertar, estarán impecables y con volumen XXL.

-“Relaja los pies con movimientos de vaivén de puntas a talón. Te levantarás como nueva”, recomienda Bastién González, el pedicuro de las famosas. Estira por las  mañanas y también antes de acostarte. Te relajas, liberas tensiones, fortaleces los músculos...

-Da ‘reposo’ a tus uñas. Retira la laca con un quitaesmalte sin acetona y nutre uñas y cutículas con un aceite específico.  ¡Ni rastro de pellejitos!

-Cena ligero e incluye algún alimento que sea fuente natural de serotonina (setas, frutas o vegetales). Propician el buen humor y el sueño.
Pon a punto las zonas rugosas.  Frota codos y rodillas con un algodón empapado con  zumo de limón y nutre con una buena capa de vaselina.

¡QUÍTATE AÑOS DE ENCIMA!
Cada ciclo de sueño se puede aprovechar para reparar el daño causado por los radicales libres durante el día (radiación solar, contaminación...) y recuperar las defensas antioxidantes que se agotan con el paso del tiempo. “Para frenar el envejecimiento, recomiendo el uso de un cosmético con resveratrol, una molécula antiedad, y por el día emplear fórmulas con vitamina C y E o ácido ferúlico y proteger la piel con un filtro solar 50+”, explica Isabel Aldanondo, consejera dermatológica de SkinCeuticals.

Por: Sonia Coronel.

Continúa leyendo