¿Por qué hay que desmaquillarse por la noche?

Irse a la cama sin haberse limpiado el rostro tiene consecuencias inmediatas para la salud y el aspecto de la piel. Te contamos cuáles.

Irse a la cama sin haberse limpiado el rostro tiene consecuencias inmediatas para la salud y el aspecto de la piel. Te contamos cuáles.

 

Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. ¿Quién no ha llegado a casa después de un día largo y la pereza ha vencido a la obligación de desmaquillarse? ¿Quién no ha salido un sábado, ha vuelto a las tantas y se ha metido a la cama directamente sin pasar por el paso previo de la leche limpiadora y el tónico? No hace falta que nos fustiguemos, que por una vez tampoco pasa nada. El problema es cuando esto se repite e incluso cuando no se hace nunca (sí, hay mujeres que no se desmaquillan nunca).

 

Sin embargo, no limpiarse la cara antes de irse a la cama (mejor todavía al llegar a casa, pero eso ya es pedir demasiado, lo comprendemos) tiene consecuencias bastante inmediatas para la piel del rostro, y ninguna buena.

La primera de las repercusiones de la falta de limpieza es bastante evidente: La obstrucción de los poros. Porque no hablamos solo de retirarse el maquillaje. Aunque no lo utilices y no lleves ni una gota de colorete o máscara, tu rostro vuelve a casa con restos de suciedad y polución acumulados en la piel. A ello se suman los propios residuos orgánicos, las células muertas que se van generando. Si no retiramos eso cada día, esos residuos se irán acumulando unos sobre otros, formando una especie de velo que obstruye los poros. Así favoreceremos la aparición de puntos negros y, en el caso de que tengas acné, un empeoramiento. Incluso puede suceder que tengas una patología dermatológica en estado latente, que no se haya manifestado hasta el momento, pero que estallará con seguridad ante la falta de limpieza.

TRATAMIENTOS

Quizá no sepas que la piel del rostro se regenera por la noche a un ritmo hasta dos veces superior al del día. Por eso los tratamientos nocturnos son tan importantes, pero si la cara no está limpia, las cremas no podrán penetrar hasta las capas inferiores de la dermis y se desperdiciará el producto. Aunque te hayas dejado el dinero en el mejor de los productos, no actuará en todo su potencial.

 

Como consecuencia, con todo esto favorecerás el envejecimiento cutáneo. Las arrugas te saldrán antes de tiempo y en más cantidad. El rostro aparecerá apagado y sin brillo.

Si crees que exageramos, has de saber que todas estas consecuencias aparecerán mucho antes de lo que crees. Si tienes un problema dermatológico previo, solo con una noche sin desmaquillar empeorará. Si tu piel está sana, solo hará falta de una semana de dejadez en la limpieza para que se manifiesten los primeros síntomas. Aunque dependerá de muchos factores: El estado de tu dermis, el tipo de maquillaje, los productos (por ejemplo, sin son de larga duración será peor...).

 

En definitiva, que merece la pena perder cinco minutos de nuestro escaso tiempo en utilizar como mínimo un producto desmaquillante y un tónico cada noche, antes de aplicar tu tratamiento de belleza. Así tu sueño será reparador para tu piel.

Continúa leyendo