Prepara tus piernas para la primavera

Ha llegado el momento de enseñar pierna. Te mostramos el paso a paso para que luzcan perfectas.

Ha llegado la hora de sacar nuestros vestidos primaverales, los pantalones piratas y las faldas. Después de un largo invierno en el que hemos escondido nuestras piernas bajo capas y capas de ropa y no hemos prestado mucha atención a nuestra piel, debemos dedicarle unos mimos para que esta primavera luzcan perfectas. ¡Toma nota!

Paso 1: Ejercicio físico

Ya sea por pereza o por el mal tiempo, muchas de nosotras hemos olvidado lo que significa 'hacer ejercicio'. Para lucir unas piernas bonitas es fundamental ejercitar sus músculos. ¿Sabías que solo en las piernas existen más de 20 músculos diferentes? Pues bien, para trabajarlos puedes realizar 3 ejercicios diferentes: las clásicas sentadillas (de pie y con la espalda recta, flexiona las rodillas hasta que los muslos estén paralelos al suelo y repite), las zancadas y la elevación de talones. Prepara una rutina de ejercicios y notarás que tus piernas van cogiendo forma.

 

Paso 2: Exfoliación

Antes de la depilación debemos exfoliar para que los pelitos enquistados salgan. Puedes optar por usar un guante de crin o bien, un exfoliante corporal. Si eres partidaria de los trucos caseros, te proponemos una mezcla de los posos de café y miel. En la ducha, masajea con suaves movimientos circulares. ¡Tus piernas quedarán como la seda!

 

Paso 3: Activa la circulación

En la ducha, haz baños alternos de agua fría y agua caliente. Termina siempre con agua fría y con una leche hidratante que contenga algún aceite nutritivo.

Paso 3: Tono perfecto

La vitamina D que nos aporta el sol activará la belleza natural de nuestra piel y dejará nuestras piernas con un tono más bonito. Ponte unos pantalones cortos, cubre tus piernas de protección solar factor 50 y vete al parque más cercano a dar un paseo cuando el sol esté más flojo. Un ligero bronceado hará que luzcan más bonitas.

 

Paso 4: Hidratar

No te olvides de hidratarlas cada vez que salgas de la ducha. Un truco es aplicarte una leche corporal nutritiva con la piel aún húmeda. La suavidad e hidratación estarán garantizadas.

Continúa leyendo