¡Presume de Uñas! Lo último en Nail Art

Cada vez son más los locales consagrados a hacer de la ‘manipedicura’ un momento muy especial: un ritual a lo Sexo en Nueva York
que se convierte en un placer para los sentidos. La incómoda sensación de ser vista por todas en la peluquería mientras te hacían un ‘todo en uno’ pasó a la historia. Ahora, puedes pintarte las uñas y cuidarlas como se merecen en exclusivos espacios. ¡Toma nota!
20+tres by Essie Ofrecen un servicio a medida. A la manicura básica (15 €) le puedes poner los extras que quieras: peeling, parafina, masaje, esmaltado con las lacas de Essie...
Le Parisien Nails Bar Miman a la clientela con pedicuras spa (desde 24 €), esmaltes CND (de larga duración), uñas de gel y lo último en nail art.
Lyla Nail Spa Exprés, manicura Gent para ellos... Una completa carta de cuidados para manos y pies (desde 12 €). Usan productos de la marca OPI y te ofrecen la opción de tener las uñas perfectas (15 días) con el Shellac.
The Pink Peony El tratamiento estrella es la manicura completa ‘bio’ (20 €), que deja la piel hidratada, las uñas perfectas y, cómo no,
una placentera y completa sensación de relax. Los tratamientos pre y posesmaltado son 100 % naturales y utilizan bases y top coats de su propia marca y de Essie y OPI.
Lostao ¿Quieres una experiencia multisensorial? El cuidado de las uñas se personaliza al máximo, combinando productos y esmaltes
de CND (Shellac, 35 €, y Vynilux, 22 €) con aromas, música, masaje...

¿Trucos expertos? Helena Liébana, manicura, maquilladora y propietaria de 20+tres by Essie, nos ayuda a tener las uñas perfectas:
1. Mantén la cutícula hidratada. Usa un aceite específico para la zona.
2. Prepara tus uñas con bases de tratamiento: fortalecen, alisan
y evitan que el esmalte, más agresivo, las tiña.
3. Si las tienes oscuras o con tendencia a amarillear, hazte la manicura francesa. ¡Es un esmaltado limpio que rejuvenece las manos!
4. Evita los descon-chones sellando el borde de cada uña con top coat (protector). Y si el color pierde brillo, pon otra por encima.

por Sonia Coronel

Continúa leyendo