¡Presume de vientre plano!

Cuando vemos cerca el momento de ponernos el bikini nos acordamos de esos vientres planos que vemos paseando por la orilla de la playa. No sufras, hay consejos útiles para poder lucir una tripa firme y sin grasa, sin necesidad de ser una de esas chicas de “Los vigilantes de la playa”.

 

Son nuestros hábitos diarios los únicos que pueden ayudarnos a tener un vientre firme. Sí: dieta sana y hacer ejercicio, esa pareja que tanto se repite para poder gozar de buena salud. Cuando hablamos de hacer ejercicio no significa que te pongas a hacer abdominales como si no hubiera mañana, de hecho, esto no sirve de nada si ya tienes tripita. Los ejercicios abdominales tonifican los músculos del abdomen, pero no queman la grasa. Primero hay que quemar la grasa y después se tonifica el músculo. Los ejercicios aeróbicos (correr, andar, nadar, bailar, etc.) son los mejores para quemar grasa y adelgazar.

 

En cuanto a la alimentación para tener un vientre plano, las premisas son muy claras: dieta en la que abunden frutas y verduras y que sea muy baja en grasas. También se deben dejar de lado los refrescos y las bebidas con gas, no se debe tomar alcohol, ya que aporta muchas calorías y la fibra debe estar muy presente para facilitar y regular el tránsito intestinal. ¡No te olvides del agua! Es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro organismo y, además, ayuda a eliminar deshechos y toxinas.

 

¿Quieres saber más? No te pierdas nuestra galería: Consejos para tener un vientre plano.

También te puede interesar:
Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

Continúa leyendo