¿Qué mechas elijo?

Es una de las coloraciones que más se piden en las peluquerías, sobre todo cuando se busca un cambio de imagen.

Es una de las coloraciones que más se piden en las peluquerías, sobre todo cuando se busca un cambio de imagen que no implique utilizar un tinte. Toma nota de los consejos de los expertos para elegir las que mejor te van.

 

Las mechas de hoy no son como las de hace unos años, cuando se aplicaban de manera uniforme, repartidas por la cabeza llevando cuidado de guardar una distancia similar entre mechones. Ha ganado terreno la naturalidad, sobre todo porque es una técnica muy útil para reavivar y conseguir un cambio de imagen cuando no se desea recurrir al clásico tinte. “Al tratarse de un trabajo de color, permite al colorista crear luces y sombras con la intención de resaltar o disimular la fisonomía de una persona”, dice Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez (imagen: Matrix by Biolage).

¿Qué colores se llevan?

A las mujeres de piel y ojos claros les favorecen las mechas en tonos miel, dorados y cobrizos. Las de pelo moreno y castaño es mejor que opten por reflejos marrones, rojizos y cobre. Este último es precisamente el color de moda. La clave está en aplicarlo en reflejos sutiles que creen profundidad. “El bronde (blonde + brunette) resulta ideal para las bases más oscuras”, explica David Lesur, propietario del Instituto de Belleza David Künzle. El otro tono de tendencia es el broux, algo más atrevido, mezcla de marrones y cobres, con una base  oscura y puntas más claras. Resulta perfecto si llevas un corte a lo garçon.

 

Sin embargo, las mechas no cubren canas. “Pero, mientras que la base sea clara y con un bajo porcentaje, difuminan muy bien los primeros cabellos blancos”, indica Lesur.

Qué técnica escoger

Después de la fiebre por las californianas, lo último es el balayage, una técnica que aplica las mechas a mano alzada y con pincel para conseguir puntos de luz y oscuridad de modo más preciso. Si buscas naturalidad, ésta es, sin duda, tu elección.

 

Si lo que quieres es el efecto de un tinte, pide unas mechas babylight. Se basa en crear un color muy entero, potenciado pero a la vez natural, mediante mechas muy finas y abundantes, a menudo usando dos o tres tonos similares combinados.

Mantenimiento

Con las mechas, ganarás en comodidad: podrás espaciar las visitas a la peluquería, ya que envejecen mejor que el tinte. “Cuanto más natural es la mecha, menos retoque requiere”, añade Lesur.

¿Cuáles van mejor con la forma de mi rostro?

OVALADOS: Considerada como la forma perfecta de la cara, casi cualquier mecha puede ser adecuada para un rostro ovalado, “pero habría que tener en cuenta estilo, tipo de cabello, textura y color de la piel para acertar y optimizar el resultado”, advierte Sánchez.

 

REDONDOS Y CUADRADOS: Para las caras de forma redonda y cuadrada, lo ideal es que no haya demasiada luz cerca de la tez, así que las mechas tienen que servir para crear un juego de luces y sombras que permita disimular las redondeces y los volúmenes. En este caso hay que dar oscuridad en los laterales; por lo tanto, los mechones del contorno del rostro tendrían que ser menos rubios.

Continúa leyendo