¿Qué sabes de las infiltraciones?

Te desvelamos en qué consiste esta técnica y resolvemos las dudas más frecuentes.

Desafían la gravedad, recuperan volúmenes, mitigan los signos de cansancio... ¿Quieres conocer más? El dr. Moisés Amselem (de la Clínica con el mismo nombre), una referencia a nivel mundial por sus técnicas de rejuvenecimiento facial, te desvela los secretos del tratamiento médicoestético que causa furor.

 

¿En qué consiste?

 

En inyectar sustancias ‘estimulantes’ en la dermis (la segunda capa de la estructura cutánea), donde se encuentran unas células llamadas fibroblastos que son responsables de la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico; tres sustancias que mantienen la tersura, la elasticidad y la firmeza de la piel.

 

¿Hay distintos procedimientos?

 

Se puede hacer con una pequeña aguja o con unas microcánulas flexibles de punta redondeada. En el primer caso se produce un corte y hay riesgo de hematomas, pero se aprovecha mejor el producto. En cuanto al segundo, no hay traumas ni riesgos de lesiones a nivel de la estructura nerviosa.

 

¿Cuál es el momento adecuado?

 

No hay una edad concreta, depende del estado de la piel... Pero la tendencia es comenzar en la treintena, con un fin preventivo, o cuando se detectan los primeros signos de envejecimiento.

 

¿Sólo sirven para las arrugas?

 

No, se puede corregir cualquier proceso degenerativo (manchas, acné, flacidez...).

 

¿Cuál me iría bien?

 

Hay que hacer un tratamiento que restituya lo que se ha perdido. Uno de los activos más usados es el ácido hialurónico, muy efectivo y seguro, ya que está presente de forma natural en la piel y sirve para hidratar, devolver volumen... Si es un problema de acné, podemos acudir a algún oligoelemento como el zinc o el cobre; cuando hay una gesticulación marcada, se utiliza el bótox para frenar el proceso.

 

¿Son una alternativa real a la cirugía?

 

Sí, a edades tempranas; aun así, hay gente que prefiere un lifting que le deje la cara planchada, aunque no recupere los contornos. Un error, porque al no reproyectar los planos el acabado será antinatural.

 

¿Cuánto duran los efectos?

 

Depende del principio activo (entre 6 meses y 1 año), pero lo que hay que tener claro es que el efecto tiene una duración determinada porque las infiltraciones se van reabsorbiendo por el organismo.

 

¿Existe algún efecto secundario?

 

En algunos casos, se produce una inflamación fuerte que se trata con corticoides.

 

¿Qué cuidados domésticos hay que tener?

 

Si se produce un hematoma, es recomendable el uso de una crema con vitamina K y de un filtro solar para evitar que la zona se pigmente.

 

¿Es muy caro?

 

No, depende del tratamiento. Uno regenerativo cuesta entre 600 y 900 € y un chute vitamínico vale entre 120 y 200 €, la sesión.

Continúa leyendo