¡Quita años a tu pelo!

¿Sabías que hay coloraciones, cortes, cosmética y tratamientos que tienen la capacidad de frenar el envejecimiento capilar? Aquí tienes soluciones de experto.

¿Sabías que hay coloraciones, cortes, cosmética y tratamientos que tienen la capacidad de frenar el envejecimiento capilar? Aquí tienes soluciones de experto para que tu melena no aparente más edad.

 

Si lo desestresas, le quitas una década

Las tensiones y la falta de sueño propician la caída, la descamación y la sequedad. ¿Las consecuencias? Hay un empobrecimiento de la película hidrolipídica y el cabello pierde fuerza y elasticidad. ¿Cómo contrarrestar estos efectos? "Invierte en un aceite detox y aplícalo con un automasaje relax. Impregna las puntas de los dedos y muévelos por el cuero cabelludo, realizando movimientos circulares pequeños y firmes",  dice Claudia di Paolo, beauty hunter y directora del spa capilar que lleva su nombre.

 

“Su estado refleja la salud general”

La longevidad capilar es posible si pones en marcha medidas preventivas: vigila tu evolución hormonal, tu dieta y tu estilo de vida y sé consciente de que el cabello también enferma y se ve influido por otras patologías. ¿Cómo identificar que ha empezado a envejecer? La pérdida de brillo y densidad, el encrespamiento y la caída desmesurada son signos de que el tiempo está empezando a hacer mella en él. ¿Qué hacer? "Tratar desde dentro con terapias revitalizantes del folículo piloso, a base de células madre o derivados de la placenta. También son importantes los cuidados con productos reconstructores y evitar las hábitos autodestructivos: un lavado excesivo, acciones que impliquen tracción (extensiones y peinados traumáticos) y el abuso de las herramientas térmicas", comenta Víctor Salagary, especialista en salud capilar y director de Clínicas Salagary.

“Restar primaveras es posible con un corte de celebrity”

Este look asimétrico disimula cualquier imperfección. "El wavy bob es el cambio de look que más se ha visto sobre la alfombra roja. ¿Por qué? Porque este tijeretazo da sensación de frescura y modernidad, ya que su longitud nunca supera la altura de los hombros. Además, si lo acompañas con unos finísimos mechas claros tipo balayage, aportas puntos de luz y creas un movimiento único (similar al que tenía tu pelo en la niñez). Para peinarlo, si tienes una onda natural, aplica una nuez de espuma con el pelo en mojado, extiende con un peine de púas anchas, seca con difusor y termina con un golpe de aire frío para fijar las ondas. La idea es que queden suaves y ligeras. Así la textura no es estricta, sino naif y alocada", comenta Eduardo Sánchez, estilista y propietario de la Maison Eduardo Sánchez.

CONTINÚA LEYENDO