¿Rostro Cansado, ¡Dale Vida!

La piel nota el estrés y el cansancio que acumulamos. Por eso, se vuelve grisácea, opaca y se deshidrata: acaba tirante y marcando arrugas. ¿A qué se debe? El estrés reduce la melatonina, todo un antioxidante, antiinflamatorio y reparador celular, y aumenta el cortisol (la hormona del estrés), que destruye el colágeno. ¿Cómo puedes corregirlo? Toma nota de estos consejos de nuestra experta, Sonia Coronel:

-Regenera tu cutis. Usa una crema de noche eficaz. Elígela con carnosina, una sustancia que frena la destrucción de las fibras de elastina y colágeno, o con silicio y retinol, que intervienen en su secreción. Y, por supuesto, con antioxidantes: coenzima Q10, tocoferol..., ya que protegen de los radicales libres que envejecen la piel.


-Más energía. Toma vitamina C y usa cosméticos que la contengan: resta años y atenúa las imperfecciones. También aplícate cremas con creatina, vitaminas, minerales y aminoácidos, que aportan a las células la energía que necesitan.


-Sin bolsas. Para eliminar las bolsas, van bien los geles, fluidos, y las crema-gel, ya que las grasas pueden acentuar las bolsas. Usa un contorno de ojos con cafeína, hamamelis y castaño de Indias y aplícalo con suaves golpecitos de dedos (mejora el drenaje de la zona).


-¡Fuera ojeras! Las disminuirás si utilizas un contorno de ojso específico que las aclaren y que contenga pigmentos reflectantes (las disimulan).


-Regula la melatonina. Para ello, utiliza cremas antifatiga, que reparan las células durante la noche. Se trata de cremas que contienen prodizia, un activo que se extrae del árbol de la seda. Úsalas y te despertarás con una piel renovada, más fresca, relajada y lisa.


-Más luminosidad. Echa mano de los sérums y delas cremas con ácido salicílico y glicólico, ya que renuevan la peidermis y dejan la piel más lisa y joven.

CONTINÚA LEYENDO