¿Sabes cuál es tu fototipo de piel?

El fototipo es la capacidad que tiene nuestra piel para absorber los rayos solares, es decir, nos indica la sensibilidad que tenemos frente al astro rey y nuestra capacidad de bronceado.

 

Es muy importante conocer nuestro fototipo, porque nos sirve para saber que índice de protección solar necesita nuestra piel para evitar los daños que nos puede producir el sol, desde quemaduras hasta el temido melanoma o cáncer de piel.

 

Fototipos de piel

 

Existen hasta seis fototipos distintos que van desde las pieles más blancas hasta las más oscuras, basados en ciertas características físicas:

 

- Fototipo I: se corresponde con pieles muy blancas, que pueden sufrir quemaduras intensas. Se recomienda un factor de protección solar de 50 o más.

- Fototipo II: asociado a personas con pieles claras, pero menos sensibles que las anteriores. Se queman fácilmente. Deben usar un índice de protección de 50 o más.

- Fototipo III: personas de raza caucásica con una piel ligeramente morena. Pueden quemarse, pero de una forma moderada. Requieren un factor de protección de 30.

- Fototipo IV: pieles morenas que se pueden quemar mínimamente. Se aconseja un protector solar con factor entre 15 – 20.

- Fototipo V: personas de piel muy morena. Raras veces sufren quemaduras. Se recomienda un índice de protección solar de 10.

- Fototipo VI: personas de raza negra. No sufren quemaduras y el factor de protección solar recomendado es mínimo.

 

Recomendaciones básicas

 

Para usar correctamente tu protector solar debes tener en cuenta algunas claves:

 

- Aplica la crema 20 minutos antes de la exposición solar.

- Repite la aplicación cada dos horas.

- Evita las horas centrales del día.

- Toma el sol con moderación.  

 

¿Usas correctamente tu protector solar? En nuestra galería "¡Aplícate bien tu protector solar!"  te damos las claves básicas para utilizar tu crema fotoprotectora

También te puede interesar:

Continúa leyendo