Sequedad cutánea

¿Notas la piel seca? Te contamos cómo mantener una hidratación completa en la piel

¿Notas la piel seca? Te contamos cómo mantener una hidratación completa en la piel.

 

A lo largo de las distintas etapas de la vida, la piel necesita unos cuidados especiales. Es la hidratación quien la cuida, enriquece y la mantiene flexible y suave durante más tiempo. La mejor hidratación es el agua. Beber a lo largo del día de dos a tres litros para que llegue a las dos capas, a la dermis y la epidermis. Si la piel tiene sed se va a volver más seca, áspera y se irritará fácilmente. Esta deshidratación durante mucho tiempo, o de forma crónica, hace que esa piel envejezca antes de lo normal y presente más problemas.

 

Ocurre también si utilizas cosméticos agresivos o llevas una higiene excesiva. En estos casos hay que ayudarla con cremas hidratantes que contengan sobre todo humectantes como la glicerina, con gran capacidad para retener el agua. La piel no es igual en todas las edades, por lo que la necesidad de hidratación tampoco lo es. De jóvenes las células se renuevan a un ritmo mayor, mientras que con la edad ese proceso es más lento, por lo que hay que ayudar a la piel a mantener la hidratación e incluso a regenerar las células ya maduras con cremas que estimulen la renovación.

 

Por otra parte, no olvides revitalizar los tejidos con vitaminas A, B5 y E, grandes aliadas. Las frutas y verduras frescas aportan agua y vitaminas esenciales para el organismo. Todas ellas son aliadas, sobre todo la vitamina A, que se encuentra en zanahorias, tomates, espinacas, lechugas...; la vitamina E, presente en el aceite de oliva-, frutos secos, cereales... y la vitamina B5, que ayuda a hidratar y revitalizar los tejidos. Se encuentra en la leche, cereales, aguacates, carne, pescado, huevos, legumbres...

Mar

Mar Pastor

Continúa leyendo