Sol, ¿Qué Hay de Nuevo?

Esta temporada prima el confort: texturas ligeras de acabado seco, fórmulas que estimulan el bronceado sin dejar de lado la protección... Ha llegado la hora de coger tono?con seguridad y de forma placentera.

Hasta hace poco, el ‘moreno tizón’ era el objetivo del verano, costase lo que costase. Afortunadamente, cada vez estamos más concienciados, según revela la encuesta Avéne 2014 sobre hábitos  solares: “Un 67 % de la población confiesa utilizar protección alta o muy alta”. Además, las novedades sun de este año buscan conquistar a las consumidoras más coquetas y perezosas. Ya no podrás acudir a las excusas de siempre: “Cuesta extenderlos”, “dejan la cara blanquecina”, “hacen que la arena se pegue a la piel”, “odio esa sensación pringosa”... Tienes una amplia oferta con cómodos formatos, texturas para todos los gustos, acabados de toque seco y acciones multisensoriales. ¿Cuál elegir? “Lo que define la eficacia de un producto es su índice de protección (SPF): la textura no influye. Como norma general, para pieles grasas usa uno en gel o fluido para no cerrar el poro, mientras que a las secas les va mejor crema o aceite porque les da hidratación extra”, aclara el dr. Javier Gutiérrez de la Peña, dermatólogo de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

• RÁPIDO, MUCHO MÁS RÁPIDO
Cuando sólo dispones de unos pocos días de vacaciones para adquirir un tono bonito, sucumbir a las prisas y tomar el sol sin la protección adecuada es algo tentandor, aunque no aconsejable. “Lo ideal es un bronceado saludable, aquel que se adquiere poco a poco y sin quemaduras solares”, explica Andrea Di Gugno, responsable Médico de Avan Clinic y máster en Medicina Estética.
Una buena opción es acudir a los precursores del bronceado. Activan la producción de melanina y la distri-buyen de forma homogénea por todo el cuerpo, asegurando un bronceado uniforme, impecable y duradero.
¿Cómo funcionan? “Estimulan la melenogénesis, que es el proceso de formación de la melanina y un mecanismo de defensa ante la exposición solar”, explica el dr. Antonio Ortega, dermatólogo de la Clínica Menorca (clinicamenorca.com).
Incorporan extractos naturales, como aceites vegetales (zanahoria, nuez verde, monoï...), semillas de naranjo dulce, raíz de regaliz..., que aportan betacarotenos, unos pigmentos naturales precursores de la vitamina A (un potente antioxidante) que tiñen la piel desde el interior.

De compras:
-Gel E’lifexir Piel Canela SPF 15 (11,95 €), Laboratorios Phergal.
-Crema Fast Tan SPF 6 (9,90 €), Deborah.
-Gel Express Solaire Invisible SPF 25 (23,50 €), Anne Moller.
-Spray Adapta Sun (45,80 €), Institut ESTHEDERM.
-Ultra Fluido Facial con Acelerador del Bronceado SPF 30 (22,25 €) Be+.
-Spray Acelerador del Bronceado Uresim SPF 30 (19,50 €), laboratorios R.B.B. Cosmetics.



 

 



• SI TE BRONCEAS CON FACILIDAD
Hay fotoprotectores especialmente concebidos para estos casos, en los que la melanina se activa en un abrir y cerrar de ojos, como Ladival Pieles Mediterráneas (15,13 €, en farmacias). Aun así, no pierdas la cabeza: aplícate el producto 30 minutos antes de salir de casa, reaplica después de cada baño y no seas rácana con las cantidades (no alargues innecesariamente la vida del fotoprotector). ¿La dosis perfecta? 2 mg de producto por cm2 de piel.

De c0mpras:
-Crème Solaire Dry Touch, no graso y ligero para el rostro (19,90 €), Biotherm.
-Spray Sun Transparente (20 €), Eucerin.
-Spray Sun Transparent Solail SPF 30 (12 €), Marionaud.
-Spray Transparente Protector Barrier SPF 30 (22,15 €), Selvert.
-Bruma invisible, fresca e hidrante, Capital Soleil SPF 30 (21 €), Vichy.
-Bruma solar de la línea Protege & Refresca Protección Alta (13,31 €), Nivea.



 

 

 



• SE ACABÓ ESPERAR A ESTAR SECA
Y tampoco tendrás que ‘sobornar’ a tu hijo para que pase por la toalla: los solares wet skin pueden aplicarse directamente sobre la piel mojada sin perder facultades. ¿Su misión? Adherirse perfectamente, incluso cuando estás empapada, creando una película protectora que evita las quemaduras solares inmediatas y los daños causados por los rayos UVA y UVB a largo plazo.
Sin miedo al ‘efecto lupa’. Siempre se ha dicho que la posibilidad de quemarse es mucho más alta cuando las gotitas permanecen en la piel. Entonces, ¿qué ocurre con los solares wet? Están concebidos para no mezclarse con el agua. Es decir, la atraviesan, no gotean ni resbalan ni dejan marcas blancas (esas tan feas que producían los fotoprotectores tradicionales al entrar en contacto con la piel húmeda o sudorosa). Además, son resistentes al agua, antiarena y se absorben de inmediato.
Con este tipo de protectores, avisa el dr. Ortega, de Clínica Menorca, no hay que confiarse. “Al extenderlos son casi imperceptibles: asegúrate de no dejar ningún área al descubierto. Aplica de nuevo de forma generosa cada dos horas y siempre después de cada chapuzón o de una transpiración excesiva”.

De compras:
-Spray Wet Skin Delial Ambre Solaire FPS 20 (13,44 €), Garnier.
-Bruma Sun Kids Wet Skin SPF 50 (29 €), Lancaster.
-Spray Solar Wet Skin SPF 15 (18 €), Piz  buin.



 

 

 

 

 

• A CUBIERTO POR PARTIDA DOBLE
Ya lo dicen los dermatólogos: el mejor tratamiento para frenar los signos del paso del tiempo es un buen fotoprotector, ya que el sol es el factor causal más importante del envejecimiento, después del reloj biológico. Esta afirmación cobra ahora más sentido que nunca, ya que cada vez con más frecuencia la cosmética facial solar incorpora en sus fórmulas auténticas pócimas antiaging para, además de blindar la piel contra las radiaciones solares, retrasar la aparición de las arrugas, combatir el relajamiento cutáneo y evitar las manchas pigmentarias.
Todo en uno. Sérum, contorno, hidratante, pantalla solar... Esta superposición de capas resulta molesta, sobre todo teniendo en cuenta que es la época más calurosa del año y que lo que queremos es un acabado ligero y fresco.
¿Lo mejor? Los bloqueadores que trabajan como tratamiento antiedad al mismo tiempo. Una forma de simplificar tu ritual diario. ¿Cómo funcionan? Combinan filtros solares de amplio espectro con ingredientes antiedad sofisticados (extracto de sandía, sauce blanco, soja...), otros ya conocidos (ácido hialurónico, coenzima Q 10...) y vitamina E, una excelente aliada para retrasar la oxidación celular.

De compras:
-Facial Soleil Divin SPF 30 (23,60 €), Caudalíe.
-Fluído Sun Secret Ultra 50+ para pieles sensibles (25 €), Sensilis.
-Crema Sunleÿa G.E. SPF 15 (186 €), Sisley.
-Emulsión Solaire Anti-Age SPF 30 (30,40 €), La Biosthetique.
-Leche facial y corporal con SPF 20 (19,95 €), Nuxe.


 

 



• EFECTO DORADO
Un destape exprés puede ser motivo de disgusto, sobre todo cuando no has visto ni un rayo de sol y tienes un tono ‘blanco nuclear’. ¿Cómo superarlo? Acude a los filtros solares que contienen pigmentos minerales nacarados o irisados: el famoso acabado shimmer (un brillo sutil). ¿Cómo funcionan? Al entrar en contacto con la piel, la transforman y crean una película aterciopelada y divina. ¿El resultado? Mejora el aspecto del tono natural, para que te veas bien y no ocultes tus encantos bajo el pareo.
Son fórmulas, dirigidas casi en exclusiva a las féminas, que tienen el objetivo de hacer más llevaderos esos primeros días bajo el astro rey.
¿En qué se diferencian de otros protectores? “Sólo añaden un efecto cosmético (embellecen a la vista)”, dice el experto de la Clínica Menorca. ¡Un buen recurso para tener un aspecto increíble mientras tratas de ‘ligar bronce’!

De compras:
-Loción Shimmer Effect SPF 25 (11,50 €), Hawaiian Tropic.
-Leche fundente irisada para el cuerpo SPF 6 (25,50 €), Lierac.
-Compacto Crema para rostro SPF 50+ Anthelios (30 €), La roche-posay.
-Bronce Plus Hidratante (21 €), Skeyndor.



 

 

 

 

 

• DE TEXTURA OLEOSA
Vivimos bajo la ‘dictadura’ oil. Un fenómeno imparable que se extiende a todos los ámbitos cosméticos: cuidados faciales, corporales y capilares y, cada vez más, a los bloqueadores solares. Afortunadamente, no son los de antaño, aquellos que te dejaban totalmente achicharrada y que apenas tenían protección. Los nuevos suman cualidades: realzan y subliman el bronceado de forma inmediata, respetan las pieles sensibles gracias a su fórmula sin alcohol, son un excelente ‘dos en uno’ (protegen la epidermis y el cuero cabelludo de los efectos del sol), contienen filtros solares contra los rayos UVA/UVB...
¿Aún más ventajas? Resisten mejor el agua que otros bloqueadores, son fáciles de extender (cómodos y rápidos) y no dejan residuo untuoso (son de acabado seco). Son auténtico elixir solar ya que envuelven el cuerpo y el cabello en un confortable velo invisible no graso y el blindaje que ofrecen es el mismo que el de un producto con una textura acuosa o más densa. “Además, se distribuyen bien, lo que facilita que nos protejamos de manera uniforme, siempre que elijamos uno que tenga como mínimo un SPF 30”, aclara el doctor Antonio Ortega.

De compras:
-Huile Solar SPF 30 (20,85 €), Avéne.
-Spray solar embellecedor para cuerpo y cabello (26,55 €), Clarins.
-Aceite Bariésun 50+ (16,50 €), Uriage.




 

 

 

 

• ROPA QUE PROTEGE
¿Quieres saber qué prendas son las adecuadas?
“La protección más eficaz es la ropa, y si además cuenta con filtros solares estarás protegida con todas las garantías”, explica  el dr. Javier Gutiérrez. Prendas antisolares. En nuestro país todavía no es obligatorio incluir las siglas UPF (Ultraviolet Protection Factor) en el etiquetado de cualquier prenda. Entonces, ¿cómo saber si es adecuada para bajar a la playa? “Busca un color oscuro, porque filtra mejor los rayos del sol  (hasta un 30 %), y, en cuanto a los tejidos, poliéster o lana son los que tienen mayor UPF”. Si aún dudas, tienes a tu disposición bañadores, complementos y ropa sport concebidos para bloquear el sol (con UPF 50+).
-Sudadera marinera (60 €) y pantalón (50,98 €), Coolibar.



• SI TE BRONCEAS CON FACILIDAD
Hay fotoprotectores especialmente concebidos para estos casos, en los que la melanina se activa en un abrir y cerrar de ojos. Aun así, no pierdas la cabeza: aplícate el producto 30 minutos antes de salir de casa, reaplica después de cada baño y no seas rácana con las cantidades (no alargues innecesariamente la vida del fotoprotector). ¿La dosis perfecta? 2 mg de producto por cm2 de piel.
-Ladival Pieles Mediterráneas (15,13 €), en farmacias.



• FÓRMULAS COLOR SUN
¿Quieres estar maquillada y perfecta en la orilla del mar? Tu sueño se hace realidad esta temporada. Hay formatos para todos los gustos: fond de teint extracubrientes, BB creams, compactos... Filtran los rayos del sol, unifican el tono y te ponen buena cara al momento.
-Stick Global Sun Care (37,30 €), Shiseido.

Por: Sonia Coronel.

CONTINÚA LEYENDO